Overblog
Seguir este blog Administration + Create my blog
13 abril 2010 2 13 /04 /abril /2010 15:51

La-Fundacion.jpg

 

Habia una vez una ciudad compuesta por dos calles paralelas.
Un derviche paso de una calle a la otra, y al llegar a la segunda,
la gente que alli se encontraba noto que de sus ojos brotaban lagrimas.
¡Alguien ha muerto en la otra calle¡, grito uno, y pronto todos
los niños de la vecindad se hicieron eco del grito.
 
Lo que realmente habia ocurrido era que el derviche habia estado pelando cebollas.
Al poco tiempo el grito habia llegado a la primera calle; y los adultos de ambas calles se preocuparon
y asustaron tanto que no se atrevieron a hacer una investigacion a fondo de las causas del revuelo.
Un hombre sabio trato de razonar con la gente de ambas calles,
preguntandoles por que no se interrogaban mutuamente.
 
Demasiado confundidos para comprender el significado de sus palabras, algunos dijeron:
¡Tenemos entendido que en la otra calle existe una plaga mortal¡
Tambien este rumor se propago como un incendio incontrolable,
hasta que la poblacion de cada calle penso que la otra estaba condenada a morir.
 
Cuando se logro restablecer cierto orden, este solo fue suficiente para que ambas
comunidades decidieran emigrar para salvarse. Fue asi como, por distintos lados de la ciudad,
ambas calles evacuaron por completo a su gente.
Aun hoy, siglos despues, la ciudad sigue abandonada, y no muy lejos de alli hay dos aldeas.
Cada una tiene su propia tradicion acerca del modo en que comenzo como un poblado que huyo,
en afortunado exodo, en tiempos remotos, de una ciudad condenada por un mal sin nombre.
 
Autor: Idries Shah.

Compartir este post
Repost0
12 abril 2010 1 12 /04 /abril /2010 12:34

aguila-y-el-escarabajo.jpg

 

Estaba una liebre siendo perseguida por un águila, y viéndose perdida pidió ayuda a un escarabajo,
suplicándole le salvara. Le pidió el escarabajo al águila que perdonara a su amiga.
Pero el águila, despreciando la insignificancia del escarabajo, devoró a la liebre en su presencia.
 
Desde entonces, buscando vengarse, el escarabajo observaba los lugares
donde el águila ponía sus huevos, y haciéndolos rodar, los tiraba a tierra.
Viéndose el águila echada del lugar a donde fuera, recurrió a Zeus pidiéndole
un lugar seguro para depositar sus futuros pequeñuelos.
 
Le ofreció Zeus colocarlos en su regazo, pero el escarabajo, viendo la táctica escapatoria,
hizo una bolita de barro, voló y la dejó caer sobre el regazo de Zeus.
Se levantó entonces Zeus para sacudirse aquella suciedad,
tirando por tierra los huevos sin darse cuenta. Por eso desde entonces,
las águilas no ponen huevos en la época en que salen los escarabajos.
 
Nunca desprecies lo que parece insignificante, pues no hay ser tan débil que no pueda alcanzarte.

Compartir este post
Repost0
11 abril 2010 7 11 /04 /abril /2010 12:35

El-aguila--el-cuervo-y-el-pastor.jpg

 

Lanzándose desde una cima, un águila arrebató a un corderito.
 
La vio un cuervo y tratando de imitar el acto, se lanzó sobre un carnero,
pero con tan malas artes que sus garras se enredaron en la lana,
y batiendo en vano sus alas no logró soltarse.
 
Viendo el pastor lo que sucedía, cogió al cuervo, y cortando las puntas de sus alas,
se la llevó a sus niños.
 
Le preguntaron sus hijos acerca de que clase de ave era aquella, y les dijo:
 
- Para mí, sólo es un cuervo; pero él, se cree águila.
 
Pon tu esfuerzo y dedicación en lo que realmente estás preparado,
no en lo que no te corresponde.

Compartir este post
Repost0
10 abril 2010 6 10 /04 /abril /2010 12:19

Lechuza-Y-Codorniz.jpg

 

Muchas actitudes humanas que engendran conflictos e insatisfacciones,
se pueden explicar con la ayuda de una fábula que se atribuye a un pensador Chino.
Partimos de un diálogo entre animalitos.¿Adónde pretendes volar?, le preguntó una codorniz
a una lechuza que apareció por allí, fuera de horario, con el proyecto de un viaje lejano
en mente, disconforme por la situación que le rodeaba.
 
Me voy hacia el sur; ya lo tengo decidido, fue la respuesta amarga de la lechuza.
¿Y por qué te vas? Desaparezco de aquí porque los vecinos de la aldea ya no soportan
mis chillidos y gritos estridentes. Estoy cansada de amenazas... La codorniz, perpleja,
tratando de no perder la calma, hizo una mueca intentando una sonrisa, y le aconsejó:
-"No te apresures, pensá bien lo que vas a hacer. Con salir de aquí no se soluciona mucho el problema.
 
Lo que tienes que hacer es cambiar ese grito estridente y molesto por otro más suave,
cadencioso y en unas horas verás cómo la gente te va a apreciar y más de uno te admirará...
Si no te animas a cambiar tu ruidoso comportamiento, acordate de que en ningún lugar
de la tierra encontrarás paz... a lo sumo que quieras habitar en un solitario desierto".
La solución no está en huir de las dificultades, sino en reubicarnos en la comunidad,
respetando para que nos respeten.
 
Esta fábula se hace realidad muchas veces en la vida de los humanos.
Hay personas que son un problema continuado, para sí mismos y también para los que están cerca...
Los defectos personales no se solucionan sólo con cambiar de aire o de geografía.
El cambio de posturas o conductas irritantes e hirientes por otras más humanas,
hacen más fácil la convivencia. El dominio de sí mismo y la superación de defectos ayuda
a crecer y da personalidad. Por eso antes de huir de las realidades es preferible
cambiar nuestra manera de pensar, de actuar, de hablar, de vivir... Francisco de Sales
nos dejó este pensamiento:"Obrar el bien, si además se hace con alegría, es un doble bien".
 
Comportándonos correctamente, sin mentirnos a nosotros mismos ni al prójimo,
viviendo nuestra realidad y dejando vivir en paz a los demás,
encontraremos el camino del equilibrio que lleva a la felicidad.
 
Reynaldo Vázquez

Compartir este post
Repost0
9 abril 2010 5 09 /04 /abril /2010 12:02

Un-Ermitano-En-La-Corte.jpg

 

En la corte real tuvo lugar un fastuoso banquete. Todo se habia dispuesto de tal manera
que cada persona se sentaba a la mesa de acuerdo con su rango. Todavia no habia llegado
el monarca al banquete, cuando aparecio un ermitaño muy pobremente vestido
y al que todos tomaron por un pordiosero.
Sin vacilar un instante, el ermitaño se sento en el lugar de mayor importancia.
Este insolito comportamiento indigno al primer ministro, quien, asperamente le pregunto:
 
-¿Acaso eres un visir?
-Mi rango es superior al de visir- repuso el ermitaño.
-¿Acaso eres un primer ministro?-
-Mi rango es superior al de primer ministro.
Enfurecido, el primer ministro inquirio:
-¿Acaso eres el mismo rey?
-Mi rango es superior al del rey.
 
-¿Acaso eres Dios?- pregunto mordazmente el primer ministro.
-Mi rango es superior al de Dios.
Fuera de si, el primer ministro vocifero:
¡Nada es superior a Dios¡
Y el ermitaño dijo con mucha calma.
Ahora sabes mi identidad. Esa nada soy yo.
 
Ramiro Calle

Compartir este post
Repost0
8 abril 2010 4 08 /04 /abril /2010 12:07

La-Escuela-Del-Campesino.jpg

 

Esta historia transcurre en el siglo XVII en Japon durante un periodo de hambre.
Un campesino que no tenia con que alimentar a su famiia se acuerda de la costumbre
que promete una fuerte recompensa al que sea capaz de desafiar
y vencer al maestro de una escuela de sable.
 
Aunque no habia tocado un arma en su vida, el campesino desafia al maestro mas famoso de la region.
El dia fijado, delante de un publico numeroso, los dos hombres se enfrentan.
El campesino, sin mostrarse nada impresionado por la reputacion de su adversario,
lo espera a pie firme, mientras que el maestro de sable, estaba un poco turbado por tal determinacion.
¿Que sera este hombre?, piensa. Jamas ningun villano hubiera tenido el valor de desafiarme.
¿No sera una trampa de mis enemigos?.
 
El campesino, acuciado por el hambre, se adelanta resueltamente hacia su rival.
El Maestro duda, desconcertado por la total ausencia de tecnica de su adversario.
Finalmente, retrocede movido por el miedo. Antes incluso del primer asalto,
el maestro siente que sera vencido. Baja su sable y dice:
 
- Usted es el vencedor. Por primera vez en mi vida he sido abatido.
Entre todas las escuelas de sble, la mia es la mas renombrada.
Es conocida con el nombre de "La que en un solo gesto lleva diez mil golpes".
¿Puedo preguntarle, respetuosamente, el nombre de su escuela?
 
- La escuela del hambre. -responde el campesino.
 
Autor: Taisen Deshimaru

Compartir este post
Repost0
7 abril 2010 3 07 /04 /abril /2010 12:04

El-Estofado-Del-Lobo.gif

 

Había una vez un lobo al que le gustaba comer más que cualquier otra cosa en el mundo.
Apenas terminaba una comida, empezaba a pensar en la próxima.
Un día, al lobo le dio antojo de estofado de pollo. Pasó el día en el bosque buscando
un pollo apetitoso y finalmente vio una gallina. "¡ Ah ! es justo lo que necesito".
El lobo acechó a su presa hasta que la tuvo cerca, pero cuando ya la iba a agarrar ...
 
se le ocurrió otra idea. "Si hubiera forma de engordar esta ave un poco más,
tendría más carne para comer", se dijo. El lobo corrió a casa y se puso a cocinar.
Primero hizo cien deliciosos panqueques, y por la noche los dejó en la puerta de la casa de la gallina.
- Come bien, gallinita querida. ¡ ponte gorda y sabrosa para mi estofado !
La noche siguiente, le llevó a la gallina cien apetitosas rosquillas.
 
- Come bien, gallinita mía. ¡ ponte gorda y sabrosa para mi estofado !, le dijo.
Al día siguiente le llevó un apetitoso pastel, que pesaba más de cien kilos,
y relamiéndose le dijo:
- Come bien, gallinita linda. ¡ ponte gorda y sabrosa para mi estofado !
- Por fin llegó la noche que el lobo había estado esperando. Puso una enorme olla al fuego
 
y salió alegremente a buscar su comida. "Esa gallinita debe estar tan gorda como un balón", pensó.
"Voy a verla". Pero apenas se asomó a espiar por el ojo de la cerradura ...
la puerta se abrió y la gallina cacareó:
- ¡ Ah ! ¡ Así que era usted, señor lobo !
- ¡ Niños, niños !, los panqueques, las rosquillas y ese exquisito pastel
no eran un regalo del Niño Dios. Los trajo el Tío Lobo.
 
Los pollitos agradecidos saltaron sobre el lobo y le dieron cientos de besitos.
- ¡ Gracias, gracias, Tío Lobo ! ¡ Eres el mejor cocinero del mundo !
El Tío Lobo no comió estofado esa noche, pero Mamá Gallina le preparó una cena deliciosa.
"No he comido estofado de pollo, pero he hecho felices a los pequeñuelos",
pensó mientras volvía a casa. "Tal vez mañana les prepare cien apetitosas galleticas".
 
Autor: Keiko Kasza

Compartir este post
Repost0
6 abril 2010 2 06 /04 /abril /2010 11:55

El-Escudo-De-La-Ciudad.jpg

 

En un principio no faltó la organizacion en las disposiciones para construir la Torre de Babel;
una orden excesiva, quizá. Se pensó demasiado en guías, interpretes, alojamientos para obreros
y vías de comunicación, como si se dispusiera de siglos. En esos tiempos, la opinión general
era que no se podía construir con demasiada lentitud; un poco más y hubieran abandonado
todo, y hasta desistido de echar los cimientos. La gente razonaba de esta manera:
lo esencial de la empresa es el pensamiento de construir una torre que llegue al cielo.
 
Lo demás es del todo secundario. Ese pensamiento, una vez comprendida su grandeza,
es inolvidable: mientras haya hombres en la tierra, existirá también el fuerte deseo de terminar
la torre. Por consiguiente no debe preocuparnos el futuro. Al contrario:
el saber de los hombres adelanta, la arquitectura ha progresado y seguirá progresando;
de aquí a cien años el trabajo para el que precisamos un año se hará tal vez en pocos meses,
y más resistente, mejor. Entonces, ¿a qué agotarnos ahora? Eso tendría sentido si cupiera
la esperanza de que la torre quedará terminada en el espacio de una generación.
 
Esa esperanza era imposible. Lo más creíble era que la nueva generación, con sus conocimientos
superiores condenara el trabajo de la generación anterior y demoliera todo lo adelantado,
para recomenzar. Tales pensamientos paralizaron las energías, y se pensó menos en construir
la torre que en construir una ciudad para los obreros. Cada nacionalidad quería el mejor barrio,
y esto dio lugar a disputas que culminaban en peleas sangrientas. Esas peleas no tenían fin;
algunos dirigentes opinaban que demoraría muchísimo la construccion de la torre y otros que más
valía aguardar que se reestableciera la paz. Pero no sólo en pelear pasaban el tiempo;
 
en las treguas se dedicaban a embellecer la ciudad, lo que provocaba nuevas envidias
y nuevas peleas. Así paso el espacio de la primera generación, pero ninguna de las siguientes
fue distinta; sólo aumentó la destreza técnica y con ella el ansia guerrera.
Aunque la segunda o tercera generación reconoció la insensatez de una torre que llegara
hasta el cielo, ya estaban demasiado comprometidos para abandonar los trabajos y la ciudad.
 
En todas las leyendas y cantos de esa ciudad está presente el vaticinio anunciante que cinco
golpes sucesivos de un puño gigantesco aniquilarán la ciudad.
Por esa razón está el puño en el escudo de armas.
 
Franz Kafka

Compartir este post
Repost0
5 abril 2010 1 05 /04 /abril /2010 12:24

El-Escarabajo-Trompetista.png

 

Verdi, el pequeño escarabajo, vivía cerca del huerto de Doña gallina.
Siempre estaba solo. Paseaba por el huerto vestido con un chaleco gris y un sombrero negro.
Su casita estaba hecha de cáscara de nuez y al lado de un fuerte abeto
que le protegía del viento y la lluvia.
Al salir los primeros rayos del sol, abría la ventana y ensayaba con su trompeta.
 
¡Si, era trompetista!.
¡Tararí, tarará, tararí¡.
Todas las mañanas, entonaba su canción.
Él, quería mucho a su trompeta dorada, ¡Se la había regalado un viejo búho que vivía en el bosque!.
Llevaba años practicando y realmente era maravilloso oírle tocar.
 
Sus amigos soportaban sus ensayos con mucha paciencia.
Poco a poco la trompeta parecía estar viva, pues sus notas sonaban cada vez mejor.
¡Bailaban en el aire!. ¡Que ritmo¡.
Las notas subían hasta las nubes y jugaban con ellas.
Sus amigos: la gallina, el saltamontes y el viejo búho, le animaban para que se presentara
a un concurso de trompeta que había en el bosque.
 
Su música llegó a conocerse en otros bosques cercanos.
Todos los animalitos venían a oírle tocar.
Llegó el día del concurso, todos sus amigos se pusieron sus mejores ropas. ¡Que guapos estaban¡.
Algunos animales eran un poco envidiosos y desconfiados. No creían que Verdi fuera tan buen músico.
¿Cómo va a ser buen músico un escarabajo?. –Decían.
 
¡Es un poco feo y no vive en una casa elegante¡. –Comentaban otros.
Pero cambiaron de opinión enseguida al oírle tocar.
Eran tan hermosas sus melodías que todo el mundo escuchaba con atención.
El concurso fue un gran éxito y todos aplaudieron entusiasmados.
Verdi, se hizo muy famoso, pero siguió viviendo en su casita de cáscara de nuez
y divirtiéndose con sus amigos.

Compartir este post
Repost0
4 abril 2010 7 04 /04 /abril /2010 11:28

Un-Dia-En-El-Zoo.jpg

 

 

Hacía una semana que la profesora de Daniel, había anunciado en clase que iban a irse
de excursión al zoo. Desde aquel día Daniel y sus amigos habían estado contando los días,
pues la idea de pasar una jornada viendo animales les parecía algo estupendo.
Por fin había llegado el gran día. De camino al zoo todos los niños iban cantando canciones
y pasándoselo genial. Al llegar al zoo, un señor les estaba esperando, era el guía
y se encargaría de enseñarles todo el zoo y de explicarles cosas sobre los animales.
 
El zoo era muy grande y había todo tipo de animales. Daniel y su amigos estaban entusiasmados,
entre los animales que habían se encontraban, los fieros leones, los dormilones osos,
los grandes elefantes, las altísimas jirafas, los simpáticos pingüinos, los amistosos delfines,
los divertidos monos...Cada animal tenía algo de especial y todos están disfrutando del paseo.
 
De pronto sonó una voz de alarma, uno de los monos se había escapado de la jaula e iba corriendo
y asustando a la gente por todo el zoo. Los cuidadores del zoo intentaban cogerle
pero no podían, entonces Daniel y sus compañeros, decidieron unirse a la captura
y por fin le cogieron. Los cuidadores se pusieron muy contentos y le dieron las gracias
a Daniel y sus compañeros, como recompensa por su ayuda, el dueño del zoo les invito
a bañarse en la piscina con los delfines.
 
Todos los niños empezaron a gritar y reír de alegría y de esta forma pasaron la tarde, jugando
y divirtiéndose con los delfines.Para Daniel y sus compañeros este fue el mejor día de su vida.

Compartir este post
Repost0

Presentación

  • : Olympia
  • : Existen personas en nuestras vidas que nos hacen felices por el simple hecho de haberse cruzado en nuestro camino...
  • Contacto

Categorías