Overblog
Seguir este blog Administration + Create my blog
4 diciembre 2009 5 04 /12 /diciembre /2009 12:36
En la mitología griega, Proteo en griego antiguo (Πρωτεύς Prôteús) es un antiguo dios del mar, una de las varias deidades llamadas por Homero en la Odisea ‘anciano hombre del mar’ (halios geron), cuyo nombre sugiere el «primero», como protogono (πρωτόγονος) es el «primordial» o «primogénito». Se convirtió en hijo de Poseidón en la teogonía olímpica, o de Nereo y Doris, o de Océano y una náyade, y fue hecho pastor de las manadas de focas de Poseidón, el gran león marino en el centro del harén. Podía predecir el futuro, aunque, en un mitema familiar a diversas culturas, cambiaba de forma para evitar tener que hacerlo, contestando sólo a quien era capaz de capturarlo. De aquí proceden el sustantivo «proteo» y el adjetivo «proteico», que aluden a quien cambia frecuentemente de opiniones y afectos. Según Homero, la arenosa isla de Faro, situada frente al delta del Nilo era el hogar de Proteo, el profético Anciano Hombre del Mar y pastor de las bestias del mar. En la Odisea, Menelao cuenta a Telémaco que había sido apaciguado allí durante su viaje de vuelta de la Guerra de Troya. Aprendió de la hija de Proteo, Eidotea (‘la misma imagen de la Diosa’), que si podía capturar a su padre podría obligarle a revelar a cuál de los dioses había ofendido, y cómo podía apaciguarlo y volver a casa. Proteo salió del mar para dormir entre su colonia de focas, pero Menelao logró atraparlo, a pesar de que se transformó en león, serpiente, leopardo, cerdo, e incluso agua y árbol. Proteo le respondió entonces verazmente, informando además a Menelao de que su hermano Agamenón había sido asesinado en su viaje de regreso, que Áyax el Menor había naufragado y muerto, y que Odiseo estaba varado en la isla de Calipso, Ogigia.
Compartir este post
Repost0
4 diciembre 2009 5 04 /12 /diciembre /2009 12:26
Compartir este post
Repost0
4 diciembre 2009 5 04 /12 /diciembre /2009 12:16

 

El Alba pasó una mañana cerca de una camelia y oyó pronunciar su nombre por tres gotas cristalinas.
Se aproximo; luego posándose en el corazón de la flor, preguntó cariñosa:
¿Qué desean de mí, gotas brillantes?
 
¿Que vengas a decidir una cuestión, dijo la primera.
Somos tres gotas diferentes reunidas en diversos puntos.
Queremos que digas cuál de nosotras vale más y cual es la más pura.
Acepto; habla tú, gota brillante. Y la primera gota trémula habló así:
 
Yo vengo de las altas nubes; soy hija de los grandes mares; nací en el ancho océano.
Después de andar por mil borrascas, una nube me absorbió. Fui a las alturas,
donde brillan las estrellas, y de allá, rodando entre rayos,
caí en la flor en la que descanso ahora. Yo represento al océano.
 
Habla tú, gota brillante, dijo el Alba a la segunda.
Yo soy el rocío que tiembla sobre los lirios; soy hermana de la Luna;
soy hermana de las tinieblas que se forman en cuanto llega la noche.
Yo represento al amanecer del día.
 
¿Y tú? Preguntó el Alba a la más pequeña.
Yo nada valgo.
Habla: ¿de donde vienes?
De los ojos de una madre. Soy gotitas de lágrimas.
 
Esta es la de más valor, es la más pura.
Pero yo fui océano.
¡Yo atmósfera!
Sí, trémulas gotas; mas esta fue corazón.
Y el Alba desapareció por la región azul, llevando a la gota humilde.

Compartir este post
Repost0
4 diciembre 2009 5 04 /12 /diciembre /2009 12:06

 
Cuanto vació hay en esta habitación,
tanta pasión colgada en la pared
cuanta dulzura diluyéndose en el tiempo
tantos otoños contigo y sin ti solo...
millones de hojas cayendo en tu cuerpo
otoños de llanto goteando en tu piel
ohhh
 
Iluminada y eterna, enfurecida y tranquila
sobre una alfombra de hierba
ibas volando dormida
un imposible silencio enmudeciendo mi vida
con una lagrima tuya y una lagrima mía
Iluminada y eterna enfurecida y tranquila
sobre una alfombra de hierba
ibas volando dormida,
con una estrella fugaz te confundí la otra noche
y te pedí tres deseos mientras duraba tu luz
déjame llorar, déjame llorar por ti, déjame llorar uhhh
 
Cuantas nostalgias durmiendo en el desván,
he declarado mi vida en soledad
hago canciones de amor que nunca olvido pues
sobre nubes de otoño las escribo solo
Millones de hojas cayendo en tu cuerpo,
otoños de llanto goteando en tu piel
 
Iluminada y eterna, enfurecida y tranquila
sobre una alfombra de hierba
ibas volando dormida
un imposible silencio enmudeciendo mi vida
con una lagrima tuya y una lagrima mía
Iluminada y eterna enfurecida y tranquila
sobre una alfombra de hierba
ibas volando dormida,
con una estrella fugaz te confundí la otra noche
y te pedí tres deseos mientras duraba tu luz
déjame llorar, déjame llorar por ti, déjame llorar uhhh
Compartir este post
Repost0
4 diciembre 2009 5 04 /12 /diciembre /2009 11:46


Vivimos como un consuelo,
como si nos estuvieran pagando algún mal.
No sabemos qué daño nos hicieron
allá en el Paraíso, pero la luz nos dice
que vivir es un premio de alguien que sólo conoce
de eternidad.
En el fondo sabemos que aquel dolor padecido
jamás nos abandonará, que la vida es insuficiente
para curarnos aquel mal, que arrastramos
cadenas que resuenan en el más allá.
Qué profundidad nos asalta cada noche.
Lo que llamamos sueño no es más que una disculpa,
un pedirle perdón a nuestro espíritu
para que jamás devele el hueco del olvido
por donde podríamos regresar.
El temor es la señal de que aún no hemos sanado,
de que eso monstruoso de algún modo nos asedia
y nos hace rezar.
 
Jose Acosta

Compartir este post
Repost0
3 diciembre 2009 4 03 /12 /diciembre /2009 12:39
Catreo era hijo de Minos y Pasífae, soberanos cretenses. Un oráculo le había advertido de que moriría a manos de uno de sus hijos, que eran cuatro: tres mujeres, Aérope, Clímene y Apemósine, y un varón, Altémenes. Catreo intentó ocultar el oráculo a sus hijos pero al final Altémenes y Apemósine se enteraron, y para evitar que se cumpliera el vaticinio se trasladaron voluntariamente a Rodas y allí fundaron Cretenia, en recuerdo de su patria. A Catreo el comportamiento de los dos chicos le hizo pensar y decidió asegurarse, por lo que procedió a entregar a un tal Nauplio (padre de Palamedes), un comerciante experto en estas cuestiones, a las otras dos hijas, para que las vendiera como esclavas en el extranjero. Pero los años fueron pasando y viejo ya, Catreo tuvo un ataque de amor paterno-filial y deseó legar el trono a su hijo. De manera que salió en su busca y se hizo a la mar, rumbo a Rodas. Cuando desembarcó rodeado de sus seguidores, unos boyeros les confundieron con piratas que pretendían hacerse con su ganado. Y aunque protestó e intentó dar a conocer su verdadera identidad, el ladrido de los perros que cuidaban el ganado impidió que sus atacantes le entendieran, por lo que procedieron a lapidarlos. Por fin, apareció Altémenes, que remató al viejo con su jabalina. Cuando el pobre hombre se enteró de lo que había hecho, fue tragado por la tierra a petición propia. El oráculo, como en tantas ocasiones, inexorablemente, se cumplió. Aérope fue entregada (o vendida) por Nauplio a Plístenes, rey de Argos y padre de Atreo. A la muerte de Plistenes, casó con Atreo; de esta unión nacieron Menelao y Agamenón (de Aérope, Atreo y Tiestes circulan versiones diferentes). Climene, al parecer, desposó con Nauplio y juntos concibieron al gran Palamedes. Helena fue raptada por Paris mientras Menelao asistía a los funerales de su abuelo Catreo, padre de Aréope.
Compartir este post
Repost0
3 diciembre 2009 4 03 /12 /diciembre /2009 12:30

 
Compartir este post
Repost0
3 diciembre 2009 4 03 /12 /diciembre /2009 12:24


Un día, mientras caminaba a través de la selva,
un hombre se topó con un feroz tigre.
Corrió pero pronto llegó al borde de un acantilado.
 

Desesperado por salvarse,
bajó por una parra y quedó colgando sobre el fatal precipicio.
Mientras el estaba ahí colgado,
 
dos ratones aparecieron por un agujero en al acantilado y empezaron a roer la parra.
De pronto, vio un racimo de frutillas en la parra.
Las arrancó y se las llevó a la boca. ¡Estaban increíblemente deliciosas!

Compartir este post
Repost0
3 diciembre 2009 4 03 /12 /diciembre /2009 12:18

 
Cuando te beso,
todo un océano me corre por las venas,
nacen flores en mi cuerpo cual jardín,
y me abonas y me podas soy feliz ,
y sobre mi lengua se desviste un ruiseñor,
y entre sus alitas nos amamos sin pudor,
cuando me besas..
un premio Nóbel le regalas a mi boca.
 
Cuando te beso,
te abres y te cierras como ala de mariposa,
y bautiza tu saliva mi ilusión,
y me muerdes hasta el fondo la razón,
y un gemido se desnuda y sale de tu voz,
le sigo los pasos y me roba el corazón.
 
Cuando me besas,
se prenden todas las estrellas en la aurora,
sobre mi lengua se desviste un ruiseñor,
y entre sus alitas nos amamos sin pudor,
cuando me besas..
un premio Nóbel le regalas a mi boca.
 
Cuando te beso..
tiembla la luna sobre el río y se reboza.
Compartir este post
Repost0
3 diciembre 2009 4 03 /12 /diciembre /2009 12:07

 

Aquel amor
aquel
que tomé con la punta de los dedos
que dejé que olvidé
aquel amor
ahora
en unas líneas que
se caen de un cajón
está ahí
sigue estando
sigue diciéndome
está doliendo
está
todavía
sangrando.
 
Idea Vilariño

Compartir este post
Repost0

Presentación

  • : Olympia
  • : Existen personas en nuestras vidas que nos hacen felices por el simple hecho de haberse cruzado en nuestro camino...
  • Contacto

Categorías