Overblog
Seguir este blog Administration + Create my blog
10 diciembre 2009 4 10 /12 /diciembre /2009 15:47
Titono.jpgEn la mitología griega, Titono era un mortal hijo de Laomedonte, rey de Troya, y hermano de Príamo. Como su hermano Ganímedes, era de una belleza deslumbrante y la diosa Eos, Aurora en la mitología latina, se enamoró de él. Esta misma le pidió a Zeus que le concediera la inmortalidad a su amado Titono, cosa que el padre de los dioses concedió. Pero a la diosa se le olvidó pedir también la juventud eterna, de modo que Titono fue haciéndose cada vez más viejo, encogido y arrugado, hasta que se convirtió en cigarra. Desde entonces cada vez que Eos se despierta por la mañana y llora produciendo el rocío con sus lágrimas, Titono se alimenta de las mismas, según la creencia antigua, y cuando le preguntan qué desea, responde en latín: Mori, mori, mori... que significa estar muerto. Titono y Eos tuvieron dos hijos, Memnón, rey de Etiopía, y Ematión. En el Himno homérico a Afrodita, la diosa cuenta a Anquises la miserable vejez de Titono. El mito es evocado en un poema de Safo recientemente reencontrado y publicado por Martin West en el Times Literary Supplement del 21 al 24 de junio de 2005. El poema de Alfred Tennyson Tithonus, originalmente Tithon en 1833, fue completado en 1859. Se trata de un monólogo dramático en verso blanco en que Titono demanda la inmortalidad, fatigado por su separación a la vez del mundo de los mortales y del mundo de los inmortales, al cual pertenece Aurora. J. H. Herder también compuso un poema, Tithonus und Aurora. La etimología de Titono es quizá de origen anatolio, desde Τῑτώ / Tītố, una diosa de la aurora que mencionan Calímaco, Licofrón y Hesiquio, que en la lengua corriente de los griegos designaba lo que en español llamaríamos "un Matusalén".
Compartir este post
Repost0
10 diciembre 2009 4 10 /12 /diciembre /2009 15:35

La-Felicidad.jpg

 
La felicidad no depende de lo que pasa a nuestro alrededor... sino de lo que pasa dentro de nosotros.
 
La felicidad se mide por el espíritu con el cual nos enfrentamos a los problemas de la vida.
 
La felicidad... ¡es un asunto de valentía!; es tan fácil sentirse deprimido y desesperado...
 
La felicidad... ¡es un estado de ánimo!; no somos felices en tanto no decidamos serlo.
 
La felicidad... ¡no consiste en hacer siempre lo que queramos!; pero sí en querer todo lo que hagamos.
 
La felicidad nace de poner nuestro corazón en el trabajo... y de hacerlo con alegría y entusiasmo.
 
La felicidad, no tiene recetas... cada quien la cocina con el sazón de su propia meditación.
 
La felicidad... ¡no es una posada en el camino... sino una forma de caminar por la vida!

Compartir este post
Repost0
10 diciembre 2009 4 10 /12 /diciembre /2009 15:23

Creacion-de-las-madres.jpg

 
Dios que estaba ocupado en crear a las madres, llevaba ya seis días trabajando horas extraordinarias,
cuando un ángel se le presentó y le dijo:
“Te afanas demasiado Señor”.
 
El Señor repuso:
pero no te das cuenta que esta criatura tiene que ser lavable de pies a cabeza,
sin ser de plástico y que tiene que llevar cien piezas movibles,
todas reemplazables funcionar a base de café negro y de las sobras de comida,
que tiene que poseer un regazo capaz de desaparecer cuando se ponga de pie,
un beso capaz de curar todo, desde una pierna rota hasta un amor frustrado y tener seis pares de manos.
 
Y el ángel confundido observó: ¿Seis pares de manos Señor? ¡Eso no es posible! no son las manos el problema,
agregó el Señor, sino los tres pares de ojos.
¿Y eso es para el modelo normal? Preguntó el ángel.
 
Y el Señor le explicó:
uno para ver a través de la puerta siempre que pregunte ¿niños, que están haciendo ahí adentro?
Aunque ya lo sepa muy bien; otro detrás de la cabeza para ver lo que más le valiera ignorar,
pero que precisa saber; y desde luego los de adelante, para mirar a un niño en apuros y decirle,
sin pronunciar siquiera una palabra: “te entiendo hijo y te quiero mucho”.
 
El ángel le tiró de la manga y advirtió mansamente:
vale más que te vayas a la cama señor, mañana será otro día.
No puedo, y además creo que me falta poco. dijo el Señor agregando:
ya hice una que se cura por si sola cuando enferma;
que es capaz de alimentar a una familia con un poco de frijol
y de persuadir a un niño de cuatro años que se esté quieto mientras lo baña.
 
Lentamente, el ángel dio la vuelta en torno a uno de los modelos maternales diciendo:
me parece demasiado delicada, comentó con un suspiro.
Pero es muy resistente aseguró Dios emocionado, no tienes idea de lo que es capaz de hacer y sobrellevar.
¿Podrá pensar? preguntó el ángel.
 
Claro, y razonar también, respondió el Señor.
Por último el ángel se inclinó y pasó un dedo por la mejilla del modelo, diciendo:
¡tiene una fuga!
y dijo Dios:
no es una fuga, es una lágrima.
 
¿Y... para qué sirve? Dijo el ángel.
Para expresar gozo, aflicción, desengaño, pesadumbre, soledad y orgullo.
Eres un genio Señor, comentó el ángel.
Y Dios, con un perfil de tristeza observó y dijo:
“yo no se la puse.”

Compartir este post
Repost0
10 diciembre 2009 4 10 /12 /diciembre /2009 15:10

optimista-o-pesimista.jpg
Eránse una vez dos niños, uno optimista y otro pesimista.
En casa, cada uno disponia de su propio cuarto de juegos.
El pesimista lo tenía todo lleno de juguetes que le habían regalado sus familiares
y amigos con motivo de su cumpleaños o como regalo de Navidad.
 
Ahora bien, el niño siempre los recibía con lágrimas, pues nunca le regalaban lo qué el más quería: un tambor.
Tal era su obsesión por conseguir un tambor que era incapaz de contentarse con otros juguetes,
por muy bonitos y divertidos que fuesen. Eso explica por qué todos los regalos estaban tirados por el suelo,
completamente abandonados por su dueño. El pequeño optimista no era tan afortunado.
 
Lo único que tenía en su cuarto era un triste montoncito de estiercol de la granja y un tenedor.
Una tarde, como tantas otras, los padres se asomaron a los cuartos de recreo de sus hijos
para verles jugar. Como de costumbre, el pequeño pesimista estaba lloriqueando porque no lograba encontrar
un tambor entre su enorme montaña de juguetes.
 
En el cuarto del pequeño optimista el panorama era bien distinto.
Al asomarse vieron a un niño risueño
y féliz escarbando animadamente entre el estiércol con el tenedor.
Mientras removía la pestilente masa, se decía en voz alta, con ojos llenos de emoción:
-Si tenemos estiércol en la granja, es porque hay un caballito cerca...

Compartir este post
Repost0
10 diciembre 2009 4 10 /12 /diciembre /2009 12:39

Voluntad

 
Si yo pudiera acariciarte, ¡oh fina
suavidad de la música del viento!,
en las ramas profundas de la encina…
¡Oh, si tuviera tacto el pensamiento
para palpar la redondez del mundo,
el rumor de los cielos transparentes,
el pensar de las frentes
y el viaje del suspiro vagabundo!…
 
¡Si al corazón llegara
en su forma real, el infinito;
lo que fué llanto en la pupila clara,
saciedad en el grito;
si la verdad me hiriera
con su arista cruel, en tajo rudo;
si todo lo que viera
estuviera desnudo!
 
¿Qué palabra soberbia y rebosante
daría esa expresión apetecida?
¡Pensar que bastaría, así, un instante
para borrar las formas de la vida!
 
Jaime Torres Bodet

Compartir este post
Repost0
9 diciembre 2009 3 09 /12 /diciembre /2009 12:35
Egisto (en griego antiguo Αίγισθος, ‘chivo fuerte’) es un personaje de la mitología griega, fruto del amor incestuoso de Tiestes y de su propia hija, Pelopia. Tiestes había sido desterrado de Micenas por su hermano Atreo, asesino de sus hijos. Deseoso de vengarse consultó al oráculo, que le reveló que encontraría al vengador en el hijo que tuviera de su propia hija. Una noche la violó en secreto y desapareció sin percatarse de que durante la violación Pelopia le había arrebatado la espada. Cuando Egisto nació, su madre, avergonzada, le abandonó en el campo. Posteriormente, Atreo se casó con Pelopia sin saber quién era y ordenó que se buscara al niño. Lo encontraron al fin en casa de unos pastores. Atreo se llevó al niño consigo y lo educó como si se tratase de su propio hijo. Cuando creció lo envió a Delfos a buscar a Tiestes, pues se proponía darle muerte. Egisto cumplió la orden y regresó trayendo a Tiestes, a quien Atreo mandó ejecutar. Pero cuando Tiestes vio la espada que llevaba Egisto, lo interrogó sobre su procedencia y Egisto respondió que se la había dado su madre. Tiestes suplicó que le trajese a Pelopia y le reveló el secreto del nacimiento de Egisto. Ella tomó la espada y se dio muerte. Tomando nuevamente la espada, Egisto buscó a Atreo y lo mató. Luego Egisto y Tiestes reinaron conjuntamente en Micenas. Durante la guerra de Troya, Egisto, que se había quedado en Grecia, intentó seducir a , esposa de Agamenón, al principio infructuosamente. Más tarde ella cedió y vivieron juntos hasta el regreso de Agamenón. Cuando éste se presentó de regreso, una vez terminada la guerra, lo recibió amistosamente y le ofreció un banquete, durante el cual Clitemnestra y Egisto lo asesinaron. Tras el crimen reinó durante siete años más en Micenas, antes de morir a manos de Orestes, hijo de Agamenón.
Compartir este post
Repost0
9 diciembre 2009 3 09 /12 /diciembre /2009 12:27


 Siendo niño pertenecí al Movimiento Scout. Ahí nos enseñaban, entre otras cosas,
la importancia de la 'Buena Acción' que consistía en realizar todos los días actos generosos y nobles,
como recoger algún papel en la calle y botarlo en la papelera, ayudar en la casa a lavar platos,
cuidar la fauna y la flora, ayudar a alguna persona anciana o impedida a cruzar la calle, etc.
Me gustaba mucho cumplir esa tarea.
 
Un día caminaba por una calle de la ciudad de Coro y vi a un perro tirado en plena vía sin poder moverse.
Estaba herido, un carro lo había atropellado y tenía rotas las dos patas traseras,
los vehículos le pasaban muy de cerca y mi temor era que lo mataran
porque era imposible que él solo pudiera levantarse.
 
Vi allí una gran oportunidad para hacer la 'Buena Acción' y como buen Scout detuve el tráfico,
me dispuse a rescatar al perro herido y ponerlo a salvo para entablillarle las patas.
Yo nunca había entablillado a nadie pero el 'Manual Scout' decía cómo hacerlo.
Con mucho amor y entrega me acerqué, lo agarré pero me clavó los dientes en las manos.
Inmediatamente me llevaron a la Sanidad y me inyectaron contra la rabia,
aunque la rabia por la mordida no se me quitó con la vacuna.
 
Durante mucho tiempo no entendí por qué el perro me había mordido si yo sólo quería salvarlo
y no hacerle daño, no sé que pasó y no me lo pude explicar. Yo quería ser su amigo, es más,
pensaba curarlo, bañarlo, dejarlo para mí y cuidarlo mucho. Esta fue la primera decepción
que sufrí por intentar hacer el bien, no lo comprendí. Que alguien haga daño al que
lo maltrata es tolerable, pero que trate mal a quien lo quiera ayudar no es aceptable.
 
Pasaron muchos años hasta que vi claro que el perro no me mordió, quien me mordió fue su herida;
ahora si lo entiendo perfectamente.
Cuando alguien está mal, no tiene paz, está herido del alma y si recibe amor o buen trato:
¡Muerde! Pero él no hunde sus dientes, es su herida la que los clava.
 
Comprende el malestar de las personas que te rodean. Cuando alguien te grita, te ofende,
te critica o te hace daño no lo hace porque te quiere mal sino porque está herido,
está herido del alma, se siente mal o algo malo está pasando por su vida.
No te defiendas ni lo critiques, mas bien compréndelo, acéptalo y ayúdalo. Ahora lo entiendo.

Compartir este post
Repost0
9 diciembre 2009 3 09 /12 /diciembre /2009 12:17


Una larga caravana de camellos avanzaba por el desierto hasta que llegó a un oasis
y los hombres decidieron pasar allí la noche. Conductores y camellos estaban cansados
y con ganas de dormir, pero cuando llegó el momento de atar a los animales,
se dieron cuenta de que faltaba un poste. Todos los camellos estaban debidamente estacados excepto uno.
Nadie quería pasar la noche en vela vigilando al animal pero, a la vez,
tampoco querían perder el camello.
 
Después de mucho pensar, uno de los hombres tuvo una buena idea. Fue hasta el camello,
cogió las riendas y realizó todos los movimientos como si atara el animal a un poste imaginario.
Después, el camello se sentó, convencido de que estaba fuertemente sujeto
y todos se fueron a descansar.
A la mañana siguiente, desataron a los camellos y los prepararon para continuar el viaje.
 
Había uno, sin embargo, que no quería ponerse en pie. Los conductores tiraron de el,
pero el animal no quería moverse. Finalmente, uno de los hombres entendió
el porqué de la obstinación del camello. Se puso de pie delante del poste de amarre imaginario
y realizó todos los movimientos con que normalmente desataba la cuerda para soltar al animal.
Inmediatamente después, el camello se puso en pie sin la menor vacilación,
creyendo que estaba libre.
 
Aunque el camello había estado libre todo el tiempo, se dejó convencer de que estaba atado. 
Lo mismo ocurre con la mente humana; también es potencialmente libre,
pero mucha gente se deja convencer de que está atada por sus problemas mentales
y las aparentemente opresivas responsabilidades. Tú eres realmente libre,
igual que el camello sin atar, a pesar de que los condicionamientos
y los prejuicios te hacen creer que estás firmemente sujeto.
 
Te comparas con los demás, al igual que lo hacía el camello y automáticamente crees que estás limitado.
Debes entender que eres realmente libre. Todo lo que tienes que hacer es desatarte,
dejar ir los problemas mentales, el poste imaginario de tu cautiverio.
Todo lo que debes hacer es cambiar de actitud.

Compartir este post
Repost0
9 diciembre 2009 3 09 /12 /diciembre /2009 11:52

  Han pasado siete horas y quince días
Desde que te llevaste tu amor
Salgo todas las noches y duermo todo el día
Desde que te llevaste tu amor
Desde que te fuiste puedo hacer todo lo que quiera
Puedo ver a cualquiera que elija
Puedo cenar en un restaurante elegante
Pero nada
Dije nada puede llevarse esta tristeza
Porque nada se compara
Nada se compara contigo
 
Ha sido tan solitario sin ti aquí
Como un ave sin una canción
Nada puede parar estas lágrimas solitarias de caer
Dime bebé, ¿dónde me equivoqué?
Podría poner mis brazos alrededor de cada chico que vea
Pero ellos solamente me recordarían a ti
Fui al doctor y adivina que me dijo
Adivina que me dijo
Él dijo chica, mejor trata de divertirte
No importa lo que hagas
Pero él es un tonto
Porque nada se compara
Nada se compara contigo
 
Todas las flores que plantaste, madre
En el patio de atrás
Todas murieron cuando tu te fuiste
Yo sé que vivir contigo a veces fue difícil
Pero estoy queriendo dar otra oportunidad
Nada se compara
Nada se compara contigo
Nada se compara
Nada se compara contigo
Nada se compara
Nada se compara contigo
Compartir este post
Repost0
9 diciembre 2009 3 09 /12 /diciembre /2009 11:45

 

Como una lejanía sin respuesta
estás presente en todo:
en los muslos renegridos de unos árboles,
en la tibia ausencia de unas hojas detenidas
en el cansancio sin forma del ser perdido
habitante mojado de los atardeceres del sur.
 
Todo está en tu aire tembloroso
con fragancia a lluvia o luna de diciembre.
En tu sabor dulcemente extraño
perpetuando la noche temblorosa
de la infancia extraviada entre los labios.
 
Eres el anochecer de marzo con sus horas plenas.
Eres musgo o presencia helada
recorriendo no caminos sino cuerpos,
a ratos lentos, a ratos sigilosos
hacia el gimiente pulso de un límite
 
Alfonso Calderon

Compartir este post
Repost0

Presentación

  • : Olympia
  • : Existen personas en nuestras vidas que nos hacen felices por el simple hecho de haberse cruzado en nuestro camino...
  • Contacto

Categorías