Overblog Seguir este blog
Administration Create my blog
30 enero 2010 6 30 /01 /enero /2010 13:01
Telegono.jpgEn la mitología griega, Telégono  griego antiguo  Têlégonos, ‘nacido lejos’) era el hijo menor de Circe  Odiseo, hermano de Agrio  Latino. Algunas tradiciones le hacían hijo de Calipso. Cuando creció, Circe le envió en busca de Odiseo, que por entonces había regresado por fin a Ítaca  Guerra de Troya. A su llegada Telégono empezó a saquear la isla, creyendo que era Córcira. Odiseo y su hijo mayor, Telémaco, defendieron su ciudad y Telégono mató accidentalmente a su padre con el aguijón de una raya. Llevó el cuerpo de vuelta a Eea, así como a Penélope, la viuda de Odiseo, y a su hermano Telémaco. Circe los volvió inmortales y se casó con Telémaco, mientras Telégono desposaba a Penélope, con quien fue padre de Ítalo. Esta es la historia narrada en la Telegonía, un antigua épica griega que no se conserva salvo resumida, pero que fue atribuida a Eugamón  Odisea. En las obras de poetas posteriores aparecen variantes: por ejemplo, en una tragedia de Sófocles, Odysseus Akanthoplex  oráculo que está condenado a morir a manos de su hijo. Asume entonces que se trata de Telémaco, a quien por ello destierra a una isla cercana. Cuando Telégono llega a Ítaca y se acerca a la casa de Odiseo los guardias no le permiten ver a su padre, se produce un alboroto y Odiseo, creyendo que se trata de Telémaco, se precipita y ataca, muriendo a manos de Telégono en la lucha.
Repost 0
Published by Ramazzotti - en Mitologia
Comenta este artículo
30 enero 2010 6 30 /01 /enero /2010 12:50

Palabras-De-Un-Reloj.jpg

 

Trabajo más que cualquier mortal, pero más fácilmente porque lo hago segundo a segundo.
 
Tengo que hacer miles de tic-tacs para formar un día,
pero dispongo de un segundo para hacer cada uno de ellos.
 
No los quiero hacer todos a la vez.
 
Nunca me preocupo de lo que hice ayer, ni de lo que tendré que hacer mañana.
Mi ocupación es de hoy, aquí y ahora.
 
Sé que si hago lo de hoy bien, no tendré que molestarme por el pasado ni preocuparme por el futuro.
 
Tú que eres persona, si quieres vivir tan tranquilo y tan feliz como yo,
no trates de vivir toda tu vida, ni echarte todo el peso de tu trabajo en un solo día.
 
Vive ahora.
 
Haz el trabajo de cada día en su día.
 
Te convencerás, que si se toma tiempo, siempre hay tiempo para todo.
 
Hay un modo difícil y un modo fácil de hacer el trabajo que tiene que hacerse.
 
Si quieres encontrar el modo fácil, mírame a mí.
 
Nunca me preocupo, nunca me apresuro; pero nunca me retraso.
 
Lo que tengo que hacer lo hago.
 
Es este el secreto.
 
Anónimo

Repost 0
Published by Ramazzotti - en Otros
Comenta este artículo
30 enero 2010 6 30 /01 /enero /2010 12:41

El-Burrito-Descontento.gif
 
Érase que se era un día de invierno muy crudo. En el campo nevaba copiosamente,
y dentro de una casa de labor, en su establo, había un Burrito que miraba a través del cristal de la ventana.
Junto a él tenía el pesebre cubierto de paja seca. - Paja seca! - se decía el Burrito, despreciándola.
Vaya una cosa que me pone mi amo! Ay, cuándo se acabará el invierno y llegará la primavera,
para poder comer hierba fresca y jugosa de la que crece por todas partes, en prado y junto al camino!
 
Así suspirando el Burrito de nuestro cuento, fue llegando la primavera,
y con la ansiada estación creció hermosa hierba verde en gran abundancia.
El Burrito se puso muy contento; pero, sin embargo, le duró muy poco tiempo esta alegría.
El campesino segó la hierba y luego la cargó a lomos del Burrito y la llevó a casa.
Y luego volvió y la cargó nuevamente. Y otra vez. Y otra. De manera que al Burrito ya no le agradaba
la primavera, a pesar de lo alegre que era y de su hierva verde.
 
- Ay, cuándo llegará el verano, para no tener que cargar tanta hierba del prado! Vino el verano;
mas no por hacer mucho calor mejoró la suerte del animal. Porque su amo le sacaba al campo
y le cargaba con mieses y con todos los productos cosechados en sus huertos.
El Burrito descontento sudaba la gota gorda, porque tenía que trabajar bajo los ardores del Sol.
- Ay, qué ganas tengo de que llegue el otoño! Así dejaré de cargar haces de paja,
y tampoco tendré que llevar sacos de trigo al molino para que allí hagan harina.
Así se lamentaba el descontento, y ésta era la única esperanza que le quedaba,
porque ni en primavera ni en verano habia mejorado su situación.
 
Pasó el tiempo... Llegó el otoño. Pero, qué ocurrió? El criado sacaba del establo al Burrito cada día
y le ponía la albarda. - Arre, arre! En la huerta nos están esperando muchos cestos de fruta
para llevar a la bodega. El Burrito iba y venía de casa a la huerta y de la huerta a la casa,
y en tanto que caminaba en silencio, reflexionaba que no había mejorado
su condición con el cambio de estaciones.
 
El Burrito se veía cargado con manzanas, con patatas, con mil suministros para la casa.
Aquella tarde le habían cargado con un gran acopio de leña, y el animal, caminando hacia la casa,
iba razonando a su manera: - Si nada me gustó la primavera, menos aún me agrado el verano,
y el otoño tampoco me parece cosa buena, Oh, que ganas tengo de que llegue el invierno!
Ya sé que entonces no tendré la jugosa hierba que con tanto afán deseaba. Pero, al menos,
podré descasar cuanto me apetezca. Bienvenido sea el invierno!
Tendré en el pesebre solamente paja seca, pero la comeré con el mayor contento.
 
Y cuando por fin, llegó el invierno, el Burrito fue muy feliz.
Vivía descansado en su cómodo establo, y, acordándose de las anteriores penalidades,
comía con buena gana la paja que le ponían en el pesebre. Ya no tenía las ambiciones
que entristecieron su vida anterior. Ahora contemplaba desde su caliente establo
el caer de los copos de nieve, y al Burrito descontento (que ya no lo era)
se le ocurrió este pensamiento, que todos nosotros debemos recordar siempre,
y así iremos caminando satisfechos por los senderos de la vida:
Contentarnos con nuestra suerte es el secreto de la felicidad.

Repost 0
Published by Ramazzotti - en Cuentos
Comenta este artículo
30 enero 2010 6 30 /01 /enero /2010 12:25

 
Che bella cosa na jurnata 'e sole,
n'aria serena doppo na tempesta!
Pe' ll'aria fresca pare gia' na festa...
Che bella cosa na jurnata 'e sole.
 
Ma n'atu sole
cchiu' bello, oi ne'.
'o sole mio
sta 'nfronte a te!
‘o sole, ‘o sole mio
sta 'nfronte a te!
sta 'nfronte a te!
 
Quanno fa notte e 'o sole
se ne scenne,
me vene quase 'na malincunia;
sotto 'a fenesta toia restarria
quanno fa notte e 'o sole
se ne scenne.
 
‘o sole, ‘o sole mio
sta 'nfronte a te!
sta 'nfronte a te!
 
 
 
Que cosa bella es un día de sol,
una brisa serena luego de la tormenta!
Por el aire fresco ya parece fiesta
Que cosa bella es un día de sol
 
Pero otro sol
más bello no existe!
el sol mío
está frente a ti!
El sol mío
está frente a ti, está frente a ti!
 
Al caer la tarde, cuando el sol se oculta
me asalta casi la melancolía;
bajo tu ventana me quedaría
Al caer la tarde, cuando el sol se oculta
 
El Sol
El sol mío
está frente a ti,
está frente a ti!
Repost 0
Published by Ramazzotti - en Musica
Comenta este artículo
30 enero 2010 6 30 /01 /enero /2010 12:03

Un-Rostro-En-El-Otono.jpg
 
La mujer del otoño llegaba a mi ventana
sumergiendo su rostro entre las vides,
reclinando sus hombros, sus vegetales hombros, en las nieblas,
buscando inútilmente su pecho resignado a nacer y morir entre dos sueños.
 
Desde un lejano cielo la aguardaban las lluvias,
aquellas que golpeaban duramente su dulce piel labrada por el duelo de una vieja estación,
sus ojos que nacían desde el llanto
o su pálida boca perdida para siempre, como en una plegaria que inconmovibles dioses acallaran.
 
Luego estaban los vientos adormeciendo el mundo entre sus manos,
repitiendo en sus mustios cabellos enlazados
la inacabable endecha de las hojas que caen;
y allá, bajo las frías coronas del invierno,
el cálido refugio de la tierra para su soledad, semejante a un presagio,
retornada a su estela como un ala.
 
Oh, vosotros, los inclementes ángeles del tiempo,
los que habitáis aún la lejanía
-ese olvido demasiado rebelde-;
vosotros, que lleváis a la sombra,
a sus marchitos ídolos, eternos todavía,
mi corazón hostil, abandonado:
no me podréis quitar esta pequeña vida entre dos sueños,
este cuerpo de lianas y de hojas que cae blandamente,
que se muere hacia adentro, como mueren las hierbas.
 
Olga Orozco

Repost 0
Published by Ramazzotti - en Poesia
Comenta este artículo
29 enero 2010 5 29 /01 /enero /2010 12:30
Curetes.jpgEn mitología griega, los Curetes (en griego antiguo Κουρῆτες Kourễtes) son divinidades a veces confundidas con los Coribantes o los Dáctilos. Nacidos en Eubea, eran hijos de Soco y Combe. Fueron expulsados por su padre, y acompañados por la madre, llegaron a Frigia para educar al dios Dioniso. Más tarde, en Ática, el rey Cécrope les ayudó a vengarse de su padre, por lo que pudieron regresar a su patria. Cuando Crono creyó haberse tragado a su hijo Zeus (en realidad comió una piedra que le entregó su mujer Rea), se encargó a los Curetes que hiciesen ruido con sus armas, bailando y con música para que no oyese los llantos del niño. Por orden de Hera, raptaron a Épafo, hijo de Zeus e Ío. Zeus, enfadado, los mató.
Repost 0
Published by Ramazzotti - en Mitologia
Comenta este artículo
29 enero 2010 5 29 /01 /enero /2010 12:18

Las-Tormentas.jpg
 
Cuentan que un día un campesino le pidió a Dios le permitiera mandar sobre la Naturaleza para que
–según él – le rindieran mejor sus cosechas. ¡Y Dios se lo concedió!
Entonces cuando el campesino quería lluvia ligera, así sucedía; cuando pedía sol,
éste brillaba en su esplendor; si necesitaba más agua, llovía más regularmente; etc.
 
Pero cuando llegó el tiempo de la cosecha, su sorpresa y estupor fueron grandes
porque resultó un total fracaso. Desconcertado y medio molesto le preguntó a Dios por qué salió así la cosa,
si él había puesto los climas que  creyó convenientes.
Pero Dios le contestó –“Tú pediste lo que quisiste, más no lo que de verdad convenía.
Nunca pediste tormentas, y éstas son muy necesarias para limpiar la siembra,
ahuyentar aves y animales que la consuman, y purificarla de plagas que la destruyan ...”-
Así nos pasa: queremos que nuestra vida sea puro amor y dulzura, nada de  problemas.
 
El optimista no es aquel que no ve las dificultades, sino aquel que no se asusta ante ellas,
no se echa para atrás. Por eso podemos afirmar que las dificultades son ventajas,
las dificultades maduran a las personas, las hacen crecer.
Por eso hace falta una verdadera tormenta en la vida de una persona,
para hacerla comprender cuánto se ha preocupado por tonterías por chubascos pasajeros. 
 
LO IMPORTANTE NO ES HUIR DE LAS TORMENTAS SINO TENER FE Y CONFIANZA EN QUE PRONTO PASARÁN
Y NOS DEJARÁN ALGO BUENO EN NUESTRAS VIDAS.

Repost 0
Published by Ramazzotti - en Otros
Comenta este artículo
29 enero 2010 5 29 /01 /enero /2010 11:56

A-Correr.jpg
 
Cuentan que cierto día, estaban en el bosque un caballo y su pequeño hijo,
ambos gustaban de correr sin rumbo fijo, solo por el placer de sentir el cálido aire sobre sus cabezas.
Padre e hijo disfrutaban mucho de estas carreras y el compartir sus conversaciones
que tanto bien hacia a ambos, siempre tenían pláticas de lo más amenas
y realmente existía una comunicación constante entre ellos.
 
Una mañana, salieron como era su costumbre a correr, estaban muy felices porque era un día espléndido,
cuando de repente el pequeño caballo tropezó y cayó rodando, su padre se detuvo de inmediato
volviendo sobre sus pasos para ver que le había sucedido a su pequeño hijo.
Se acerco a él para averiguar si se encontraba bien, y el pequeño no lograba levantarse,
muy asustado le dijo a su padre: - Siento que no podré volverme a levantar,
me siento muy lastimado de una pata.
 
- Hijo, debes levantarte, acaso ¿Te has roto algo?- Padre, le dijo el caballito,
creo que no me he roto nada, sin embargo, un caballo nunca se cae y cuando lo hace,
le resulta sumamente difícil levantarse.
- Hijo, estás equivocado, algunos animales como nosotros caen, pero vuelven a levantarse y tu te levantarás,
porque tu no tienes nada roto, tu voluntad hará que te levantes y vuelvas a caminar
y a correr como siempre lo has hecho, no permitirás que tu mente te haga tomar una decisión equivocada,
creyendo que porque has caído no podrás levantarte, además, yo te ayudaré a hacerlo,
porque yo  precisaré de tu ayuda, cuando caiga y necesite levantarme igualmente.
 
- Pero padre, ¿cómo podría yo ayudarte a levantar si soy tan pequeño?
- Hijo no se necesita fuerza física para dar esa clase de ayuda, solo se requiere  un gran amor,
esa es la clase de ayuda que necesitamos, sentirnos apoyados por nuestros seres más queridos,
y yo te amo mucho y por esa razón te digo que te levantes,
porque todavía tenemos muchos caminos que recorrer juntos.
Y nuestro pequeño caballito, se levantó, se sacudió el polvo, empezó a caminar junto a su amado padre
y pronto empezaron a correr como era su costumbre.
 
CAERSE no es lo importante, lo importante es LEVANTARSE cuantas veces sea necesario.

Repost 0
Published by Ramazzotti - en Cuentos
Comenta este artículo
29 enero 2010 5 29 /01 /enero /2010 11:43

 
Yo no quiero un amor civilizado,
con recibos y escena del sofá;
yo no quiero que viajes al pasado
y vuelvas del mercado
con ganas de llorar.
Yo no quiero vecinas con pucheros;
yo no quiero sembrar ni compartir;
yo no quiero catorce de febrero
ni cumpleaños feliz.
 
Yo no quiero cargar con tus maletas;
yo no quiero que elijas mi champú;
yo no quiero mudarme de planeta,
cortarme la coleta,
brindar a tu salud.
Yo no quiero domingos por la tarde;
yo no quiero columpio en el jardín;
lo que yo quiero, corazón cobarde,
es que mueras por mí.
 
Y morirme contigo si te matas
y matarme contigo si te mueres
porque el amor cuando no muere mata
porque amores que matan nunca mueren.
 
Yo no quiero juntar para mañana,
no me pidas llegar a fin de mes;
yo no quiero comerme una manzana
dos veces por semana
sin ganas de comer.
Yo no quiero calor de invernadero;
yo no quiero besar tu cicatriz;
yo no quiero París con aguacero
ni Venecia sin ti.
 
No me esperes a las doce en el juzgado;
no me digas volvamos a empezar;
yo no quiero ni libre ni ocupado,
ni carne ni pecado,
ni orgullo ni piedad.
Yo no quiero saber por qué lo hiciste;
yo no quiero contigo ni sin ti;
lo que yo quiero, muchacha de ojos tristes,
es que mueras por mí.
 
Y morirme contigo si te matas
y matarme contigo si te mueres
porque el amor cuando no muere mata
porque amores que matan nunca mueren.
 
Y morirme contigo si te matas
y matarme contigo si te mueres
porque el amor cuando no muere mata
porque amores que matan nunca mueren ...
Repost 0
Published by Ramazzotti - en Musica
Comenta este artículo
29 enero 2010 5 29 /01 /enero /2010 11:39

Un-Remanso-De-Arno.jpg
 
Al llegar a Florencia, se entrelazan
luminosos recuerdos con vivencias
de cercana ebriedad. Transcurre el día
plasmado en asimétricos espejos
que un remanso del Arno desdibuja.
Al llegar o al partir, qué importa entonces
si atraviesan el tiempo las palomas
del alma… Quiero aquí bajar mis ojos
al húmedo cristal donde se funden
un escorzo, una cúpula, un ducado.
 
María Sanz

Repost 0
Published by Ramazzotti - en Poesia
Comenta este artículo

Presentación

  • : Olympia
  • Olympia
  • : Existen personas en nuestras vidas que nos hacen felices por el simple hecho de haberse cruzado en nuestro camino...
  • Contacto

Categorías