Overblog
Seguir este blog Administration + Create my blog
23 febrero 2010 2 23 /02 /febrero /2010 12:07
Cadmo.jpgCadmo (en griego antiguo Κάδμος) fue un héroe legendario hijo de Telefasa y del rey Agénor de Fenicia. Su importancia en la mitología griega radica sobre todo en ser el fundador de Tebas y el introductor del alfabeto en Grecia. Hermano de Cílix y Europa, a la que raptó Zeus en forma de toro. Cadmo salió en busca de su hermana por mandato de su padre, Agénor. Cadmo consultó a una pitonisa de Delfos que le aconsejó que abandonara la búsqueda de Europa y siguiera a una vaca por toda Beocia. Donde la vaca se parase Cadmo debería fundar una ciudad. Una vez allí Cadmo envió a sus compañeros a por agua a la fuente de Ares. Esta fuente estaba guardada por un dragón que los mató a todos. Más tarde Cadmo mató al dragón. Al matarlo, se le apareció Atenea que le aconsejó que sembrase los dientes del animal. Al hacerlo salieron de ellos unos hombres armados llamados Espartos. Por haber matado Cadmo al dragón de Ares, tuvo que servir a éste como esclavo varios años. Acabada su penitencia, fue rey de Tebas y se casó con Harmonía, hija de Ares y Afrodita. Los dioses le hicieron como regalo de bodas un vestido y un collar de oro fabricado por Hefesto. Más tarde dejaron el trono de Tebas a su nieto Penteo y se marcharon a Iliria en las orillas del Adriático donde fueron transformados en serpientes y llevados a los Campos Elíseos. Se creía que Cadmo había venido de Fenicia y que a él se le debía la invención del alfabeto griego.
Compartir este post
Repost0
23 febrero 2010 2 23 /02 /febrero /2010 11:58

Necesito-Un-Abrazo.jpg


Hace veinte años, yo manejaba un taxi para vivir.
Lo hacía en el turno nocturno y mi taxi se convirtió en un confesionario móvil.
Los pasajeros se subían, se sentaban atrás de mí en total anonimato,
y me contaban acerca de sus vidas.
Encontré gentes cuyas vidas me asombraban, me ennoblecían, me hacían reír y me deprimían.
 
Pero ninguna me conmovió tanto como la mujer que recogí en una noche de agosto.
Respondí a una llamada de unos pequeños edificios en una tranquila parte de la ciudad.
Asumí que recogería a algunos saliendo de una fiesta, o alguien que había tenido
una pelea con su amante o un trabajador que tenía que llegar temprano
a una fábrica de la zona industrial de la ciudad.
 
Cuando llegué a las 2:30 a. m el edificio estaba oscuro excepto por una luz
en la ventana del primer piso. Bajo esas circunstancias, muchos conductores sólo hacen
sonar su claxon una o dos veces, esperan un minuto, y después se van.
Pero yo he visto a muchas personas empobrecidas que dependen de los taxis como su único medio de transporte.
Aunque la situación se veía peligrosa, yo siempre iba hacia la puerta.
 
Este pasajero deber ser alguien que necesita de mi ayuda, razoné para mí.
Por lo tanto caminé hacia la puerta y toqué "un minuto", y respondió una frágil voz.
Pude escuchar que algo era arrastrado a través del piso,
después de una larga pausa, la puerta se abrió.
Una pequeña mujer de unos ochenta años se paró enfrente de mí.
Ella llevaba puesto un vestido floreado, y un sombrero con un velo,
como alguien de una película de los años 40"s.
  

A su lado una pequeña maleta de nylon.
El departamento se veía como si nadie hubiera vivido ahí durante muchos años.
Todos los muebles estaban cubiertos con sábanas, no había relojes en las paredes,
ninguna baratija o utensilio. En la esquina estaba una caja de cartón llena de fotos
y una vajilla de cristal. Repetía su agradecimiento por mi gentileza. "No es nada", le dije.
 
"Yo sólo intento tratar a mis pasajeros de la forma que me gustaría que mi mamá fuera tratada".
-"OH, estoy segura de que es un buen hijo", dijo ella.
Cuando llegamos al taxi me dio una dirección, entonces preguntó:
-"¿Podría manejar a través del centro?". -
"Esto no es el camino corto", le respondí rápidamente.
-"OH, no importa", dijo ella, "No tengo prisa, estoy camino del asilo".
  
La miré por el espejo retrovisor, sus ojos estaban llorosos.
"No tengo familia"- ella continuó,
"el doctor dice que no me queda mucho tiempo".
Tranquilamente alcancé y apagué el taxímetro.
"¿Qué ruta le gustaría que tomara?", le pregunté.
Por las siguientes dos horas manejé a través de la ciudad.
 
Ella me enseñó el edificio donde había trabajado como operadora de elevadores.
Manejé hacia el vecindario donde ella y su esposo habían vivido cuando ellos eran recién casados.
Ella me pidió que nos detuviéramos enfrente de un almacén de muebles donde
una vez hubo un salón de baile, al que ella iba a bailar cuando era niña.
Algunas veces me pedía que pasara lentamente enfrente de un edificio en particular
o una esquina y veía en la oscuridad, y no decía nada.
 
Con el primer rayo de sol apareciéndose en el horizonte, ella repentinamente dijo:
-"Estoy cansada, vámonos ahora".
Manejé en silencio hacia la dirección que ella me había dado.
Era un edificio bajo, como una pequeña casa de convalecencia,
con un camino para autos que pasaba bajo un pórtico.
Dos asistentes vinieron hacia el taxi tan pronto como pudieron.
 
Ellos eran muy amables, vigilando cada uno de sus movimientos.
Ellos debían haber estado esperándola. Yo abrí la cajuela y dejé la pequeña maleta en la puerta.
La mujer estaba lista para sentarse en una silla de ruedas.
-"¿Cuánto le debo?", ella preguntó, buscando en su bolsa.
-"Nada", le dije. -"Tienes que vivir de algo", ella respondió.
-"Habrá otros pasajeros", yo respondí.
 
Casi sin pensarlo, me agaché y la abracé. Ella me sostuvo con fuerza, y dijo:
¡¡Necesito un abrazo !!
Apreté su mano, entonces caminé hacia la luz de la mañana.
Atrás de mí una puerta se cerró, fue un sonido de una vida concluida.
No recogí a ningún pasajero en ese turno, manejé sin rumbo por el resto del día.
No podía hablar,
 
¿Qué habría pasado si a la mujer la hubiese recogido un conductor malhumorado
o alguno que estuviera impaciente por terminar su turno?,
¿Qué habría pasado si me hubiera rehusado a tomar la llamada,
o hubiera tocado el claxon una vez, y me hubiera ido?
En una vista rápida, no creo que haya hecho algo más importante en mi vida.
 
Estamos condicionados a pensar que nuestras vidas están llenas de grandes momentos,
pero los grandes momentos son los que nos atrapan bellamente desprevenidos,
en los que otras personas pensarán que sólo son pequeños momentos.
La gente tal vez no recuerde exactamente lo que tu hiciste o lo que tú dijiste...
pero siempre recordarán cómo los hiciste
 
sentir...
 
"Conserva el recuerdo del perfume de la rosa y fácilmente olvidarás que está marchita..."

Compartir este post
Repost0
23 febrero 2010 2 23 /02 /febrero /2010 11:42

La-Bruja-de-la-Television.jpg

 
La bruja apareció en la televisión y Tomás se asustó creyendo que en cualquier momento la bruja
lo miraría directamente a los ojos para decirle que ella conocía todas las maldades que él
había hecho durante ese día. Pero, la bruja encerrada dentro del televisor parece
que ni siquiera se dio cuenta que Tomás la miraba y continuó como si nada,
preparando sus embrujos. Tomás entonces descansó un poco y se sintió mucho más tranquilo.
 
Nadie le iba a contar a su mamá cuando llegara que se había comido todas las galletas
que ella guardaba en la cocina, y podría perfectamente echarle la culpa a algún malvado ratón.
Además, nadie le diría tampoco del vidrio roto de la ventana del comedor,
y él se podría hacer el leso como si no lo supiera.
 
Pero, entonces, cuando volvió de nuevo a poner atención a la televisión, de repente,
la bruja lo apuntó a él directamente con su feo y arrugado dedo y con una voz de vieja
bruja terrible le gritó: " pórtate bien o si no ..." Tomás no podía creerlo
y se asustó tanto que cuando llegó su mamá lo primero que hizo fue contarle
que él se había comido todas las galletas y quebrado el vidrio de la ventana del comedor.
 
El se esperaba un buen reto, pero en vez de eso su mamá le dio un gran abrazo y lo besó.
No para felicitarlo por las maldades que había hecho, porque estaban mal,
sino porque quería decirle con eso que estaba muy feliz de tener un hijo que fuera honesto
y valiente y que se atreviera a decir siempre la verdad.
Y desde ese día Tomás se portó mucho mejor. No hizo más maldades
y no le tuvo tampoco más miedo a la bruja de la televisión.

Compartir este post
Repost0
23 febrero 2010 2 23 /02 /febrero /2010 11:23

 
Nena, ya me voy, debo seguir mi camino
El momento está cerca
Mi tren está partiendo, puedo verlo en tus ojos
El amor, la necesidad, tus lágrimas
Pues voy a estar muy solo sin tí
Y necesitaré tu amor para seguir
Por favor créeme, mi corazón está en tus manos
Y voy a extrañarte.
 
Sabes que eres tú, nena
Siempre que estoy fatigado y he tenido suficiente
Y siento que no puedo más
Sabes que eres tú, nena
La que me das el coraje y las fuerzas que necesito
Por favor créelo, es verdad
Nena, te amo
 
Sabes que eres tú, nena
Siempre que estoy fatigado y he tendido suficiente
Y siento que no puedo más
Sabes que eres tú, nena
La que me das el coraje y las fuerzas que necesito
Por favor créelo, es verdad
Nena, te amo
 
Nena, ya me voy, voy a decirlo una vez más
De algún modo, trata de sonreír
Conozco el sentimiento que intentamos olvidar
Si tan sólo fuera por un momento
Pues voy a estar muy solo sin tí
Y necesitaré tu amor para seguir
Por favor créeme, mi corazón está en tus manos
Y voy a extrañarte...
Nena, te amo.
Compartir este post
Repost0
23 febrero 2010 2 23 /02 /febrero /2010 11:12

Una-Noche-.jpg
La habitación pobre y vulgar,
escondida en los altos de la taberna equívoca.
Desde la ventana la calleja,
estrecha y sucia. Y las voces abajo
de unos cuantos obreros
distrayendo su tiempo con las cartas.
 
Y allí, sobre aquel lecho ordinario y humilde,
el cuerpo tuve del amor, los labios
voluptuosos de la embriaguez, purpúreos
de tal embriaguez que cuando ahora,
después de tantos años, esto escribo
en mi casa vacía me embriago de nuevo.
 
Constantine Cavafy
 
Versión de José Ángel Valente

Compartir este post
Repost0
22 febrero 2010 1 22 /02 /febrero /2010 12:12
Dione.jpgEn la mitología griega, Dione (en griego antiguo Διωνη, ‘reina divina’) es una diosa de vaga presencia que toma su forma más concreta en el libro V de la Ilíada de Homero como madre de Afrodita, cuando ésta viaja a su lado tras ser herida en una batalla mientras protegía a su favorito e hijo Eneas. En este episodio, Dione parece ser el equivalente de Gea, la Madre Tierra, a quien Homero también situaba en el Olimpo. El nombre indoeuropeo de Dione en realidad es más bien un título: la ‘Diosa’, etimológicamente una forma femenina de Zeus. La Diana de la mitología romana tiene una etimología parecida, pero por lo demás no guarda relación con Dione. En obras posteriores a la Ilíada se llama a veces Dionea o incluso Dione a la propia Afrodita. En el muy antiguo oráculo de Zeus en Dódona se consideraba a Dione esposa de Zeus en lugar de a Hera, como muestran muchas de las inscripciones votivas supervivientes. Aunque Dione no era una Titánide según Hesíodo, pues aparece en su Teogonía entre la larga lista de oceánides, Apolodoro sí la consideraba como tal. Un mitógrafo posterior, Higino, afirma que Dione es una pléyade, hija de Atlas, y madre con Tántalo de Pélope, Níobe y Broteas.
Compartir este post
Repost0
22 febrero 2010 1 22 /02 /febrero /2010 11:54


Dedicado A Todas Las Mujeres

Un-Defecto-En-La-Mujer.jpg

 
Para cuando Dios hizo a la mujer, ya estaba en su sexto día de trabajo de horas extras.
Un ángel apareció y le dijo: "Por qué pones tanto tiempo en ésta?"
Y El Señor contestó: "Has visto mi Hoja de Especificaciones para ella?"
Debe ser completamente lavable, pero no ser de plástico, tener más de 200 piezas movibles,
todas cambiables y ser capaz de funcionar con una dieta de cualquier cosa y sobras,
tener un regazo que pueda acomodar cuatro niños al mismo tiempo, tener un beso que pueda curar
desde una rodilla raspada hasta un corazón roto y lo hará todo con solamente dos manos."
 
El ángel se maravilló de los requisitos.
"Solamente dos manos....Imposible!“
Y este es solamente el modelo estándar?
Es demasiado trabajo para un día...Espera hasta mañana para terminarla.“
No lo haré, protestó el Señor. Estoy tan cerca de terminar esta creación
que es favorita de Mi propio corazón.
Ella ya se cura sola cuando está enferma Y puede trabajar días de 18 horas." 
 
El ángel se acercó más y tocó a la mujer.
"Pero la has hecho tan suave, Señor
"Es suave", dijo Dios, pero la he hecho también fuerte. No tienes idea de lo que puede aguantar o lograr.
"Será capaz de pensar?" preguntó el ángel. 
Dios contestó:
"No solamente será capaz de pensar sino que razonar y de negociar"
El ángel entonces notó algo y alargando la mano tocó la mejilla de la mujer....
"Señor, parece que este modelo tiene una fuga...
 
Te dije que estabas tratando de poner  Demasiadas cosas en ella" 
"Eso no es ninguna fuga... es una lágrima" lo corrigió El Señor. 
"Para qué es la lágrima," preguntó el ángel.
Y Dios dijo: 
"Las lágrimas son su manera de expresar su dicha, su pena, su desengaño, su amor,
su soledad, su sufrimiento, y su orgullo."
Esto impresionó mucho al ángel "Eres un genio, 
 
Señor, pensaste en todo. La mujer es verdaderamente maravillosa"
Lo es! 
La mujer tiene fuerzas que maravillan a los hombres. 
Aguantan dificultades, llevan grandes cargas, pero tienen felicidad,  amor y dicha. 
Sonríen cuando quieren gritar. 
Cantan cuando quieren llorar. 
Lloran cuando están felices y ríen cuando están nerviosas.
Luchan por lo que creen. 
Se enfrentan a la injusticia.
  
No aceptan "no" por respuesta cuando ellas creen que hay una solución mejor.
Se privan para que su familia pueda tener.
Van al médico con una amiga que tiene miedo de ir.
Aman incondicionalmente.
Lloran cuando sus hijos triunfan y se alegran cuando sus amistades consiguen premios.
Son felices cuando escuchan sobre un nacimiento o una boda.
  
Su corazón se rompe cuando muere una amiga.
Sufren con la pérdida de un ser querido, sin embargo son fuertes cuando
piensan que ya no hay más fuerza.
Saben que un beso y un abrazo pueden ayudar a curar un corazón roto.
Sin embargo, hay un defecto en la mujer:
 
 
...Es que se le olvida cuánto vale...

Compartir este post
Repost0
22 febrero 2010 1 22 /02 /febrero /2010 11:28

La-Batalla.jpg
 
Por la noche, después de recoger los restos de la cena, no había nada que nos gustase
más a los niños que sentarnos alrededor del fuego mientras Padre nos contaba una historia.
Dirás que suena ridículo, o anticuado, con todos los medios de entretenimiento modernos que existen,
pero ¿te olvidas de ello si yo sonrío indulgentemente?
Tengo dieciocho años y, de muchas variadas formas, he dejado algunas niñadas detrás mío.
 
Pero Padre es un orador y su voz despide un mágico aliento que aún me engancha, y,
para ser sincero, eso me fascina. Incluso si pensamos que ganamos la Guerra,
perdimos bastante en el proceso, y allá afuera hay un mundo cruel e ingrato.
Seguiré siendo joven todo lo más que pueda.
- Cuéntanos acerca de la batalla final - era lo que por lo general decían los niños,
 
y ésta es la historia que él, por lo general, contaba. Es una historia terrible,
incluso sabiendo que ya todo ha acabado, pero no hay nada como un buen escalofrío
recorriendo arriba y abajo tu espina dorsal antes de irte a dormir.
Padre tomó una cerveza, la sorbió pausadamente, y luego sacudió los restos
de espuma del bigote con un dedo. Era la señal de que iba a comenzar.
- La guerra es el infierno, no lo olvidéis - dijo, y los dos más pequeños rieron entre dientes
porque les podían lavar la boca con jabón si ellos decían la palabra.
 
- La guerra es el infierno, siempre ha sido así, y el único motivo por el cual os cuento
esta historia es porque nunca os lo haré olvidar. Luchamos la batalla final de la última guerra,
y gran cantidad de hombres buenos murieron para alcanzar la victoria,
y es por eso que siempre os lo recordaré. Si ellos tuvieron alguna razón para morir,
era para que vosotros pudierais vivir. Y nunca, jamás, tener que luchar en una guerra otra vez.
 
- En primer lugar, abandonad la idea de que hay algo noble o maravilloso en una batalla. No lo hay.
Es un mito que ha estado agonizando por mucho tiempo y probablemente se trate de datos
procedentes de la prehistoria, cuando la guerra era un sencillo combate mano a mano,
ejecutado a la entrada de una caverna mientras un hombre defendía su hogar de un extraño.
Esos días han pasado hace mucho, y lo que era bueno para el individuo puede significar la muerte
para la comunidad civilizada. Supuso la muerte para ellos, ¿no es así?
Los ojos serios y enormes de Padre se lanzaron a través de todo el círculo de rostros expectantes,
pero ni uno de ellos se enfrentó a su mirada. Por alguna razón, nosotros nos sentíamos culpables,
pese a que muchos ni siquiera habíamos nacido cuando la guerra.
 
- Ganamos la guerra, pero en verdad no es una victoria si no aprendemos una lección de ello.
El otro bando pudo descubrir primero el Arma Definitiva, y si ellos la hubiesen tenido nosotros
seríamos los que habríamos muerto y desaparecido, y eso no debéis olvidarlo nunca.
Sólo un azar histórico preservó nuestra cultura y destruyó la de ellos.
Si este accidente del destino puede poseer algún significado para nosotros,
debe ser que aprendimos un poco de humildad. No somos dioses ni somos perfectos...
y debemos abandonar el combate como medio de dirimir las diferencias humanas.
Yo estuve allí y ayudé a matarlos y sé de lo que hablo.
 
Después de esto viene el momento que estamos esperando y todos contenemos el aliento, expectantes.
- Aquí está - dice Padre, poniéndose en pie y extendiéndose a lo largo de toda la pared -.
Esta es, el arma que hace llover la muerte a distancia, el Arma Definitiva.
Padre blande el arco sobre su cabeza, suscitando una dramática figura a la luz del fuego,
su sombra alargándose por la cueva y sobre la pared. Incluso el niño más pequeño
deja de rascarse las pulgas bajo las pieles que nos cubren y espera, embobado.
 
- El hombre con la cachiporra, el cuchillo de piedra o la lanza nada puede contra el arco.
Ganamos nuestra guerra y debemos usar este arma sólo para la paz, matar el alce y el mamut.
Ese es nuestro futuro. Sonríe mientras cuelga cuidadosamente el arco de regreso a su soporte.
- El desempeño de una guerra es demasiado terrible ahora. La era de la paz perpetua ha comenzado.
 
Harry Harrison

Compartir este post
Repost0
22 febrero 2010 1 22 /02 /febrero /2010 11:26

 
Le bajé las estrellas, de un solo golpe,
Tal vez ese fue mi error,
Le ofrecí cada día, y cada noche, el alma y el corazón,
Pero no le bastó, no fue suficiente,
No quiso quererme como la quise yo.
 
Qué voy a hacer con todo este amor,
Que no cabe en mi pecho
Que me cala los huesos,
Que se ahoga en este mar de dolor.
 
Que me quema la carne,
Y que me hierve la sangre,
Que me está partiendo en dos la razón,
Qué voy a hacer sin su amor,
Qué voy a hacer con mi amor.
 
Se alejó de mi vida, de un solo golpe,
Se fue sin decirme adiós,
Me rompió la sonrisa, las ilusiones, el alma y el corazón,
Le dí todo mi amor, y no fue suficiente,
No quiso quererme como la quise yo.
 
Qué voy a hacer con todo este amor,
Que no cabe en mi pecho
Que me cala los huesos,
Que se ahoga en este mar de dolor.
 
Que me quema la carne,
Y que me hierve la sangre,
Que me está partiendo en dos la razón,
Qué voy a hacer sin su amor,
Qué voy a hacer con mi amor.
 
Que no cabe en mi pecho
Que me cala los huesos,
Que se ahoga en este mar de dolor.
 
Que me quema la carne,
Y que me hierve la sangre,
Que me está partiendo en dos la razón.
 
Que no cabe en mi pecho
Que me cala los huesos,
Que se ahoga en este mar de dolor.
 
Que me quema la carne,
Y que me hierve la sangre,
Que me está partiendo en dos la razón,
Qué voy a hacer sin su amor,
Qué voy a hacer con mi amor
Compartir este post
Repost0
22 febrero 2010 1 22 /02 /febrero /2010 11:15

Una-mujer-y-un-hombre.jpg
 
Una mujer y un hombre llevados por la vida,
una mujer y un hombre cara a cara
habitan en la noche, desbordan por sus manos,
se oyen subir libres en la sombra,
sus cabezas descansan en una bella infancia
que ellos crearon juntos, plena de sol, de luz,
una mujer y un hombre atados por sus labios
llenan la noche lenta con toda su memoria,
una mujer y un hombre más bellos en el otro
ocupan su lugar en la tierra.
 
Juan Gelman

Compartir este post
Repost0

Presentación

  • : Olympia
  • : Existen personas en nuestras vidas que nos hacen felices por el simple hecho de haberse cruzado en nuestro camino...
  • Contacto

Categorías