Overblog
Seguir este blog Administration + Create my blog
20 abril 2010 2 20 /04 /abril /2010 12:31

Ergino.jpg

En mitologia griega Ergino era Hijo de la reina Búcige y del rey de Orcómeno, Clímeno, marchó contra la ciudad de Tebas al frente de los Minias después de que Perieres, aúriga de Meneceo, matara a su padre durante una fiesta en honor de Poseidón. Tras derrotar a los tebanos pactó con ellos una tregua por la que prometía pagar como tributo cien bueyes durante veinte años. Pero unos años después Heracles se encontró con los enviados de Érgino, que iban a cobrar el tributo, y les cortó a la nariz y las orejas, colgándoselas al cuello y les ordenó que las llevasen como tributo a Ergino. Irritado este, organizó una expedición contra Tebas, y cuando Creonte rey de Tebas estaba dispuesto a desagraviar a Ergino, Heracles se puso al frente de los Tebanos y derrotó a los Minios, matando a Ergino con su propia mano. Según otra tradición Ergino no murió en la lucha, sino que concertó con Heracles un convenio por el que tenía que pagar un tributo doble del que los Minias cobraban. Participó en la expedición de los Argonautas y fue el piloto de la nave Argo a la muerte de Tifis. En los juegos de Lemmos ganó el premio de la carrera, pese a las burlas que le hacían las mujeres de la isla por tener los cabellos totalmente blancos aún siendo joven. A veces este Ergino es citado como hijo de Poseidón y natural de Miletes. Tuvo por hijos a Agamedes y Trofonio, ambos arquitectos, aunque no hay un claro consenso, ya que a Agamedes se le asignan a Estínfale el hijo de Arcadio, Apolo, Zeus o Poseidón. Así mismo su madre o esposa sería Epicaste, quien le daría por hijos a Trofonio (Que no sería su hermano) y a Cerción.

Compartir este post
Repost0
20 abril 2010 2 20 /04 /abril /2010 12:15

Raices.jpg

 

Tiempo atrás, yo era vecino de un médico, cuyo "hobby" era plantar árboles en el enorme patio de su casa.
A veces observaba, desde mi ventana, su esfuerzo por plantar árboles y más árboles, todos los días.
Lo que más llamaba mi atención, entretanto, era el hecho de que él jamás regaba los brotes que plantaba.
Pasé a notar, después de algún tiempo, que sus árboles estaban demorando mucho en crecer.
Cierto día, resolví entonces aproximarme al médico y le pregunté si él no tenía recelo
de que las plantas no creciesen, pues percibía que él nunca las regaba. Fue cuando,
con un aire orgulloso, él me describió su fantástica teoría.
 
Me dijo que, si regase sus plantas, las raíces se acomodarían en la superficie y quedarían siempre
esperando por el agua fácil, que venía de encima. Como él no las regaba,
los árboles demorarían más para crecer, pero sus raíces tenderían a migrar para lo más
profundo, en busca del agua y de las varias nutrientes encontradas en las capas más
inferiores del suelo. Así, según él, los árboles tendrían raíces profundas y serían más
resistentes a las intemperies. Y agrego que él frecuentemente daba unas palmadas en sus árboles,
con un diario doblado, y que hacía eso para que se mantuviesen siempre despiertas y atentas.
Esa fue la única conversación que tuvimos con mi vecino.

 

Tiempo después fui a vivir a otro país, y nunca más volví a verlo.
Varios años después, al retornar del exterior, fui a dar una mirada a mi antigua residencia.
Al aproximarme, noté un bosque que no había antes.
¡¡Mi antiguo vecino, había realizado su sueño!!. Lo curioso es que aquel era un día
de un viento muy fuerte y helado, en que los árboles de la calle estaban arqueados,
como si no estuviesen resistiendo al rigor del invierno.
Entretanto, al aproximarme al patio del médico, noté cómo estaban sólidos sus árboles:
prácticamente no se movían, resistiendo estoicamente aquel fuerte viento.
 
Qué efecto curioso, pensé...
Las adversidades por las cuales aquellos árboles habían pasado, llevando palmaditas
y habiendo sido privados de agua, parecía que los había beneficiado de un modo que el confort
y el tratamiento más fácil jamás lo habrían conseguido. Todas las noches,
antes de ir a acostarme, doy siempre una mirada a mis hijos.
Observo atentamente sus camas y veo cómo ellos han crecido.
Frecuentemente rezo por ellos. En la mayoría de las veces, pido para que sus vidas sean
fáciles, para que no sufran las dificultades y agresiones de éste mundo... He pensado,
entretanto, que es hora de cambiar mis ruegos.
 
Ese cambio tiene que ver con el hecho de que es inevitable que los vientos helados
y fuertes nos alcancen. Sé que ellos encontrarán innumerables dificultades y que,
por tanto, mis deseos de que las dificultades no ocurran, han sido muy ingenuos.
Siempre habrá una tempestad en algún momento de nuestras vidas, porque, queramos o no,
la vida no es muy fácil. Al contrario de lo que siempre he hecho, pasaré a rezar
para que mis hijos crezcan con raíces profundas, de tal forma que puedan retirar energía
de las mejores fuentes, de las más divinas, que se encuentran siempre en los lugares más difíciles.
 
Pedimos siempre tener facilidades, pero en verdad lo que necesitamos hacer es pedir
para desenvolver raíces fuertes y profundas, de tal modo que cuando las tempestades
lleguen y los vientos helados soplen, resistamos bravamente, en vez de que seamos subyugados
y barridos para lejos.

Compartir este post
Repost0
20 abril 2010 2 20 /04 /abril /2010 11:59

El-Hombre-Al-Que-Mordio-Un-Perro.jpg

 

Un perro mordió a un hombre, y éste corría por todo lado buscando quien le curara.
 
Un vecino le dijo que empapara un pedazo de pan con la sangre de su herida
 
y se lo arrojase al perro que lo mordió. Pero el herido respondió:
 
--¡ Si hiciera eso, todos los perros del pueblo vendrían a morderme !
 
Grave error es alagar la maldad, pues la incitas a hacer más daño todavía.

Compartir este post
Repost0
20 abril 2010 2 20 /04 /abril /2010 11:52
 
Antes de empezar yo te perdono
en brazos de este amor
me estaba haciendo lodo
Antes de empezar me gustaría
saber por qué este amor
se hizo pesadilla
 
... y si tus besos no son mi orilla
naufragaremos toda la vida
 
Antes de seguir con esta historia
de todo lo mejor
lo guardo en la memoria
Antes de seguir y castigarnos
prefiero el corazón
de pie que arrodillado
 
... y si tus besos no son mi orilla
naufragaremos toda la vida
 
Antes de acabar de despedirme
tienes que saber
que no me marcho triste
que no quiero herirte aunque me pierdas
ni que me hagas daño aunque me quieras
 
Y antes de seguir con desengaños
te dejo esta canción
como único legado
 
... que si tus besos no son mi vida
navegaremos en otra orilla
y si tus besos no son mi orilla
naufragaremos toda la vida
Compartir este post
Repost0
20 abril 2010 2 20 /04 /abril /2010 11:48

Tu-Eras-El-Huracan.jpg

 

Torre que desafía su poder:
¡tenías que estrellarte o que abatirme!
¡No podía ser!
 
Tú eras el océano y yo la enhiesta
roca que firme aguarda su vaivén:
¡tenías que romperte o que arrancarme!
¡No podía ser!
 
Hermosa tú, yo altivo: acostumbrados
uno a arrollar, el otro a no ceder:
la senda estrecha, inevitable el choque…
¡No podía ser!
 
Gustavo Adolfo Bécquer

Compartir este post
Repost0
19 abril 2010 1 19 /04 /abril /2010 12:33

Alcatoo.jpg

En la mitología griega, héroe peloponesio, hijo de Pélope e Hipodamía, hermano, por tanto, de Piteo, Trecén, Tiestes y Atreo; entre otros. Cuentan algunas versiones que tuvo que exiliarse por haber matado accidentalmente a su hermanastro Crisipo, llegando a la ciudad de Mégara. Allí reinaba Megareo, que desesperado porque el león de Citerón había matado a su hijo Evipo, ofreció la mano de otra de sus hijas, Evecme, al que lograra acabar con la fiera. Alguna versión nos transmite que el autor de la muerte del león no fue Heracles, sino Alcátoo, que, abandonando a Pirgo, su primera esposa, casó con Evecme y reinó sobre Mégara, después de reconstruir, con la ayuda de Apolo, las murallas destruidas por los cretenses. Tuvo varios hijos, el mayor de los cuales, Isquépolis, murió en la cacería del jabalí de Calidón. Su hermano Calípolis, cuando se enteró de la triste noticia, corrió hacia Mégara, encontrando a su padre cuando ofrecía una ofrenda a Apolo. Como Calípolis arrojó los haces de leña al fuego en señal de duelo, Alcátoo, creyendo que era una impiedad de su hijo, lo mató con un tizón. Hijos suyos fueron también Automedusa, la esposa de Ificles y madre de Yolao; Peribea, esposa de Telamón; e Ifínoe, que murió virgen y en cuya tumba las novias de Mégara vertían libaciones. Alcátoo tenía un templo a él dedicado y en su honor se celebraban unas fiestas.

Compartir este post
Repost0
19 abril 2010 1 19 /04 /abril /2010 12:25

Cruzada-De-La-Familia-Por-El-Pais.jpg

 

En tiempos de crisis y desesperanza, donde los valores fundamentales le ceden su lugar
a las preocupaciones diarias, creemos que es muy importante recordarles que quizás
en su familia se encuentre un gobernante del futuro. Por eso queremos pedirles:
 
Transmitan a sus hijos mensajes de esperanzas...
Ellos lo necesitan para pensar en un mejor futuro.
 
Nunca les mientan a sus hijos...
Pueden acostumbrarse a la mentira.
 
Sean justos cuando tomen decisiones...
Serán el modelo de sus hijos cuando deban tomar las propias.
 
Escuchen y hablen con sus hijos...
El día de mañana, ellos recurrirán al diálogo y no a la violencia.
 
No le simplifique la vida a sus hijos...
De esa manera intentará conseguir lo suyo mediante el esfuerzo.
 
Permita que sus hijos participen de las decisiones familiares...
Y cuando crezcan defenderán su derecho de participar de las decisiones de un país.
 
Por eso, si ustedes piensan que la familia es una parte importante del destino del país,
les pedimos que hagan llegar este mensaje a todas las familias posibles.
Si cada uno de los que recibe hace lo mismo, ya habremos dado un gran paso hacia la reflexión.

Compartir este post
Repost0
19 abril 2010 1 19 /04 /abril /2010 12:12

Las-ranas-pidiendo-rey.jpg

 

Cansadas las ranas del desorden y anarquía en que vivían,
mandaron una delegación a Zeus para que les enviara un rey.
 
Zeus, atendiendo su petición, les envió un grueso leño a su charca.
 
Espantadas las ranas por el ruido del leño al caer, se escondieron donde mejor pudieron.
Por fin, viendo que el leño no se movía más, fueron saliendo a la superficie
y empezaron a sentir tan gran desprecio por el nuevo rey, que brincaban sobre él
y se sentaban encima, burlándose sin descanso.
 
Sintiéndose humilladas por tener de monarca a un simple madero, volvieron donde Zeus,
pidiéndole que les cambiara al rey, pues éste era demasiado tranquilo.
 
Indignado Zeus, les mandó una serpiente de agua que, una a una, las atrapó y devoró a todas.
 
A la hora de elegir los gobernantes, es mejor escoger a uno sencillo y honesto,
en vez de a uno muy emprendedor pero malvado.

Compartir este post
Repost0
19 abril 2010 1 19 /04 /abril /2010 12:04
 
Yo no quiero ser aire que alborote tu pelo
ni mandar mis palabras a perderse en el viento
 
Ni ofrecerte la luna como ofrecen los necios,
solo quiero mirarte y quererte en silencio.
 
Yo no quiero ser lluvia ni empaparte de sueños
ni vivir de las cosas que han pasado hace tiempo
no pretendo ser nada mas alla de los cielos
solo quiero ser tuyo y ofrecerme a ti entero
 
Yo no quiero ser nube de ningun firmamento,
ni esconderme de nada como cualquier secreto
no me gusta esta calma que me muere por dentro
solo quiero mirarte y decir que te quiero
 
Y decir que te quiero
Y decir que te quiero
Y decir que te quiero
Y decir que te quiero
Y decir que te quiero
Y decir que te quiero
 
Yo no quiero ser fuego
ni cenizas de un sueño
de este amor que me ocupa
el 100x100 de mi tiempo
que me inunda esta casa
y me empapa el recuerdo
que se cruza de brazos
y se queda tan quieto
 
Yo no quiero ser nube de ningun firmamento,
ni esconderme de nada como cualquier secreto
no me gusta esta calma que me muere por dentro
solo quiero mirarte y decir que te quiero
 
Y decir que te quiero
Y decir que te quiero
Y decir que te quiero
Y decir que te quiero
Y decir que te quiero
Y decir que te quiero
Compartir este post
Repost0
19 abril 2010 1 19 /04 /abril /2010 11:54

Tu-Dejaste-Inhabitada.jpg

 

Tú dejaste inhabitada la isla que me flota entre los muslos:
hoy mi
propio
mástil
carnívoro me destroza por dentro. Ha comenzado el banquete
se retuerce
órbita azul
y en llamas
descubro famélicos los astros. Sé que soy el centro del mundo
y mi diadema besa el suelo, mientras yo imagino que mi útero estalla,
que las paredes de mi entraña se envuelven con pequeñas gelatinas
qué desgracia mía o regocijo tuyo me abocan a esta urgencia
tan convulsa
de palabras estánda

Compartir este post
Repost0

Presentación

  • : Olympia
  • : Existen personas en nuestras vidas que nos hacen felices por el simple hecho de haberse cruzado en nuestro camino...
  • Contacto

Categorías