Overblog
Seguir este blog Administration + Create my blog
7 mayo 2010 5 07 /05 /mayo /2010 13:34

Tespio.jpg

Tespio (en griego antiguo: Θέσπιος) fue un rey legendario de Tespias, Beocia. Su relato de vida se considera parte de la mitología griega. Al parecer, fue hijo de Erecteo, rey de Atenas y Praxitea. Sus abuelos maternos eran Phrasimus y Diogenia, la hija del dios del río Cefiso. Se casó con Megamede, hija de Arneus. Que supuestamente tenía cincuenta hijas juntos, aunque Tespio puede tener el padre de algunas de las hijas de amantes sin nombre con Megamede ser su madrastra. Todas sus hijas vinieron en edad de casarse, pero Tespio parece que han buscado sin marido para ellos, en su lugar, desea nietos del héroe Heracles. Cuando Heracles fue asignado a matar a un león (que no debe confundirse con el León de Nemea), Tespio ofreció sus cincuenta hijas como un premio. La búsqueda de la mayor duración de cincuenta días, y durante cada noche de la caza de Heracles durmió con cada una de las cincuenta hijas, que a su vez, cada uno dio a luz a un hijo. Alternar las fuentes afirman que Heracles se acostó con las hijas en una sola noche. En esta versión, sólo cuarenta y nueve se acostó con el héroe, con el quincuagésimo ser destinado a servir como una sacerdotisa virgen de un templo de Hércules. En esta versión hubo cincuenta y un nietos de Tespio, de los que cuarenta colonizaron la isla de Cerdeña. Las hijas se refieren a menudo como la Tespíades, también está el tema de una pintura de 1853 por Gustave Moreau.

Compartir este post
Repost0
7 mayo 2010 5 07 /05 /mayo /2010 13:28

La-Cuerda.jpg

 

Cuentan que un alpinista, desesperado por conquistar una altísima montaña,
inició su travesía después de años de preparación, pero quería la gloria solo para él,
por lo tanto subió sin compañeros. Empezó a subir y se le fue haciendo tarde,
y más tarde, y no se preparó para acampar, sino que decidió seguir subiendo,
y oscureció. La noche cayó con gran pesadez en la altura de la montaña,
ya no se podía ver absolutamente nada.
 
Todo era negro, cero visibilidad, la luna y las estrellas estaban cubiertas por las nubes.
Subiendo por un acantilado, a solo unos pocos metros de la cima, se resbaló y se desplomó por el aire,
cayendo a velocidad vertiginosa. El alpinista solo podía ver veloces manchas oscuras
y la terrible sensación de ser succionado por la gravedad. Seguía cayendo...
y en esos angustiantes momentos, le pasaron por su mente todos los episodios gratos
y no tan gratos de su vida.
 
Pensaba en la cercanía de la muerte, sin embargo, de repente, sintió el fortísimo tirón
de la larga soga que lo amarraba de la cintura a las estacas clavadas en la roca de la montaña.
En ese momento de quietud, suspendido en el aire, no le quedó más que gritar:
AYÚDAME DIOS MÍO !!!
De repente, una voz grave y profunda de los cielos le contestó:
¿QUE QUIERES QUE HAGA?
 
- Sálvame Dios mío
¿REALMENTE CREES QUE YO TE PUEDA SALVAR?
- Por supuesto Señor
ENTONCES CORTA LA CUERDA QUE TE SOSTIENE...
Hubo un momento de silencio; el hombre se aferró más aún a la cuerda.
 
Cuenta el equipo de rescate, que al otro día encontraron a un alpinista colgando muerto,
congelado, agarradas sus manos fuertemente a la cuerda...
A TAN SOLO DOS METROS DEL SUELO...
¿Y vos? ¿Qué tan aferrado estas a tu cuerda? ¿Te soltarías?
No dudes nunca de Dios.
 
Nunca debes decir que El te ha olvidado o abandonado.
No pienses jamás que El no se ocupa de ti.
Recuerda siempre que El te sostiene de su mano derecha.

Compartir este post
Repost0
7 mayo 2010 5 07 /05 /mayo /2010 13:17

El-Globo-Dormilon.jpg

 

En una tarde de otoño, el viento soplaba suavemente y arrastraba las hojas que caían de los árboles,
los niños corrían y jugaban en el parque de los castaños.
Era un parque adorable, un pequeño estanque de patitos y una gran fuente lo adornaban.
Dentro de él, las horas no existían, todo era como si el tiempo se parase a descansar
y de un bolsillo de mago salieran las mejores fantasías de nuestros cuentos preferidos.
 
Allí iban los ancianos a pasear, a recordar las historias de su vida y a aprender a soñar de nuevo.
Un payaso vendía sus globos de colores. Siempre estaba rodeado de pequeños que le veían
inflar sus globos e imaginaban como estos partían hacia el cielo formando figuras.
¡Mirad, el globo rojo se ha escapado!. Gritaba: un niño.
¡Seguro que ha subido a las estrellas, gritó otro!.
 
¡Me ha dicho mi mamá, que los globos son como nuestros sueños que a veces se escapan
y dejamos de creer en ellos, pero luego viene otro sueño y volvemos a estar contentos.
Lo mismo ocurre cuando un globo se nos escapa, cogemos otro y volvemos a divertirnos.
El payasote del parque siempre estaba rodeado de sus globos.
Un niño rubio, de ojos oscuros, le preguntó:
 
¿Por qué los globos se hinchan cuando los pones en tu bombona?.
Los globos, respondió: el payaso, tienen dentro un gas, que es algo que flota en el aire,
y ese gas, se llama Helio. Cuando pasan las horas el gas se va terminando y el globito se deshincha.
¡Puedes hincharlo otra vez, sólo necesitas soplar muy fuerte y el globo volverá a esta gordo!.
Los niños al ver al payaso, corrían a comprarle globos.
 
El globo de nuestra historia nació así.
Globi, era fuerte, pues lo habían llenado mucho de helio y tenía un maravilloso color azul.
Abrió su boquita para despertar de su sueño. El globo, se vió rodeado de pequeñuelos y de un payaso.
Tanto quiso curiosear, que cuando el payaso fue a vendérselo a un niño el globo salió
volando hacia el cielo.
 
El payaso no pudo hacer nada por evitarlo. Y el globo marchó libre en busca de aventuras.
Globi, comenzó a dar vueltas, hasta que su hilo quedó atrapado en el alero de un tejado.
Intentó salir de allí, pero no pudo. Cerca del alero, había una gran ventana,
llegó hasta ella, inclinándose un poquito. A través de ella, observó como unos niños jugaban.
Estuvo horas y horas viéndoles jugar, hasta que se quedó dormido.
 
Todos los días se repetía lo mismo, él, los veía jugar y se sentía feliz,
pero le daba un poco de envidia no poder jugar con ellos.
Se movía de un lado para otro para llamar su atención, pero no conseguía que los niños le vieran.
Dormía y Dormía, quería tener fuerzas para moverse más y más.
Por eso, siempre estaba dormido, se cansaba tanto, que cuando descansaba seguía soñando
despierto pensando que tal vez un día, los niños le verían.
 
Un día, hizo tanto esfuerzo porque le vieran que se pinchó en un clavito que había en la ventana.
Al pincharse, el globo salió despedido, el hilo se soltó con fuerza, y se elevó muy deprisa,
muy deprisa, hacia arriba. Él, sabía que le quedaba muy poquito para quedarse sin aire,
entonces se elevó más y más como queriendo tocar las nubes.
Se elevó por encima de las casas y de la torre de la iglesia.
 
Se iba perdiendo en la lejanía y al cabo de un rato ya no volvió a vérsele.
Se perdió para siempre en el atardecer, allí dónde el sol, ya se oculta.
Seguro que está junto a las estrellas, haciendo mimitos a la luna.
 
Autor: Marisa Moreno

Compartir este post
Repost0
7 mayo 2010 5 07 /05 /mayo /2010 13:05
 
Caminamos por la playa
junto a ese viejo hotel
Lo están destruyendo ahora
Pero es igual de bien
No te he mostrado
todo lo que un hombre puede hacer
Así que quédate conmigo bebé
Tengo planes para ti
 
Este es el momento para recordar
Porque no durará para siempre
Estos son los días
Para mantenerse en el
Porque no vamos
Aunque vamos a querer
Este es el momento
Pero el tiempo va a cambiar
Usted me ha dado lo mejor de ti
Y ahora necesito el resto de ustedes
 
¿Sabía usted que antes de
entraste en mi vida
Era una especie de
milagro que haya sobrevivido
Algún día vamos a mirar hacia atrás tanto
Y tengo que reír
Hemos vivido toda una vida
Y las consecuencias
 
Este es el momento para recordar
Porque no durará para siempre
Estos son los días
Para mantenerse en el
Porque no vamos a
Aunque queremos
Este es el momento
Pero el tiempo va a cambiar
Sé que tengo que seguir de alguna manera
Pero yo no quiero perderte saber
 
A veces es tan fácil
Para permitir que un día
Resbalón en el
Sin ni siquiera vernos a todos los
Pero este es el tiempo que usted
volver atrás y así lo haré
Y esos serán los días
nunca se puede recuperar
 
Y, entonces, abrazar de nuevo
Detrás de las dunas
Esta playa es fría
En las tardes de invierno
Pero la celebración se cierra
como sostener el verano sol
Estoy caliente por la memoria
de días por venir
 
Este es el momento para recordar
Porque no durará para siempre
Estos son los días
Para mantenerse en el
Pero no vamos
Aunque vamos a querer
Este es el momento
Pero el tiempo va a cambiar
Usted me ha dado lo mejor de ti
Pero ahora necesito el resto de ustedes
 
Compartir este post
Repost0
7 mayo 2010 5 07 /05 /mayo /2010 13:04

Te-mando-ahora-a-que-lo-olvides-todo.jpg

 

Te mando ahora a que lo olvides todo:
aquel seno de nata y de ternura,
aquel seno empinándose de un modo
que te pudo servir de tierra dura;
 
aquel muslo obediente pero fiero,
que venía de sierpes milenarias;
aquel muslo de carne y de me muero
convocado en las tardes solitarias;
 
aquel gesto al echarme en la locura;
aquel viaje al amor, de mi cintura;
aquel gusto en la piel a lirio extraño,
 
aquel nombre pequeño bajo el nombre,
aquel pecado de volverte un hombre
en el vicio feliz de hacerme daño.
 
Carilda Oliver Labra

Compartir este post
Repost0
6 mayo 2010 4 06 /05 /mayo /2010 13:37

Beoto.jpg

Beoto (en griego antiguo Βοιωτός, Boiôtos) es un personaje de la mitología griega, considerado el antepasado epónimo de los beocios. Era hijo de Poseidón y de Arne, también llamada Melanipa, y hermano gemelo de Eolo. Melanipa o Arne era a su vez hija de otro Eolo, el hijo de Helén. Al conocer Eolo que su hija Arne estaba encinta, la cegó y la recluyó en un calabozo ordenando que los niños que naciesen fuesen abandonados en el monte Pelión. Sin embargo unos pastores icarios los encontraron y los criaron. Entretanto, Metaponto, rey de Icaria, no lograba tener descendencia con su esposa Téano y pensaba repudiarla. Téano encontró a los pastores a quienes pidió que le diesen a los niños para hacerlos pasar por suyos y de Metaponto. A pesar de todo, Téano quedo encinta y dio a luz a otra pareja de mellizos. Sin embargo debido a la ascendencia divina de Eolo y Beoto, éstos eran los preferidos de Metaponto lo que despertó los celos de Téano. Ésta ordenó a sus hijos matar a Eolo y Beoto durante una cacería y simular un accidente, pero éstos, ayudados por su padre Poseidón se zafaron de la trampa y dieron muerte a los hijos de Téano, quien se suicidó al conocer el desenlace. Poseidón les reveló su verdadera ascendencia y la situación de su madre Arne. Eolo y Beoto la liberaron y Poseidón le devolvió la vista. Cuando Metaponto se enteró del engaño de Téano, se casó con Arne y adoptó formalmente a Eolo y Beoto. Sin embargo, años más tarde Metaponto repudió a Arne y se casó de nuevo con Autólita. Eolo y Beoto se pusieron de parte de su madre y mataron a Autólita, por lo que tuvieron que huir de Icaria.

Compartir este post
Repost0
6 mayo 2010 4 06 /05 /mayo /2010 13:27

La-Otra-Mujer.jpg

 

Después de 21 años de matrimonio, descubrí una nueva manera de mantener viva la chispa del amor. 
Desde hace poco había comenzado a salir con otra mujer, en realidad había sido idea de mi esposa.
Tú sabes que la amas- me dijo un día, tomándome por sorpresa-.
La vida es demasiado corta debes dedicar tiempo.
Pero yo te amo a ti- protesté.
Lo sé. Pero también la amas a ella.
 
La otra mujer, a quien mi esposa quería que yo visitara, era mi madre,
quien era viuda desde hacía 19 años, pero las exigencias de mi trabajo
y mis 3 hijos hacían que solo la visitara ocasionalmente
Esa noche la llamé para invitarla a cenar y al cine.
¿Qué te ocurre? ¿Estás bien? me preguntó, mi madre es el tipo de mujer que una llamada
tarde en la noche, o una invitación sorpresiva es indicio de malas noticias.
 
Creí que sería agradable pasar algún tiempo contigo -le respondí- Los dos solos.
Reflexionó sobre ello un momento. -Me agradaría muchisimo.-dijo.
Ese viernes mientras conducía para recogerla después del trabajo,
me encontraba algo nervioso, era el nerviosismo que antecede a una cita... y ¡Por Dios,
cuando llegué a su casa, advertí que ella también estaba muy emocionada con nuestra cita.
 
Me esperaba en la puerta con su abrigo puesto, se había rizado el cabello y usaba el vestido
con que celebró su último aniversario de boda, su rostro sonreía e irradiaba luz como un ángel.
Les dije a mis amigas que iba a salir con mi hijo, y se mostraron muy impresionadas
-me comentó mientras subía a mi auto-.No pueden esperar a mañana para escuchar acerca de nuestra velada.
 
Fuimos a un restaurante no muy elegante, pero sí acogedor, mi madre se aferró a mi brazo
como si fuera "La primera dama". Cuando nos sentamos, tuve que leerle el menú.
Sus ojos solo veían grandes figuras. Cuando iba por la mitad de las entradas,
levanté la vista; mamá estaba sentada al otro lado de la mesa, y me miraba.
Una sonrisa nostálgica se le delineaban en los labios.
Era yo quien leía el menú cuando eras pequeño - me dijo.
 
Entonces es hora de que te relajes y me permitas devolver el favor - respondí.
Durante la cena tuvimos una agradable conversación; nada extraordinario,
solo ponernos al día con la vida del otro. Hablamos tanto que nos perdimos el cine.
Saldré contigo otra vez, pero sólo si me dejas invitar - dijo mi madre
cuando la llevé a casa. Asentí.
¿Cómo estuvo tu cita? - quiso saber mi esposa cuando llegué aquella noche.
Muy agradable...mucho más de lo que imaginé..-Contesté.
 
Días más tarde mi madre murió de un infarto masivo, todo fue tan rápido, no pude hacer nada.
Al poco tiempo recibí un sobre con copia de un cheque del restaurante donde habíamos
cenado mi madre y yo, y una nota que decía: " La cena la pagué por anticipado,
estaba casi segura, de que no podría estar allí, pero igual pagué 2 platos uno para ti
y el otro para tu esposa, jamás podrás entender lo que aquella noche significó para mí. Te amo".
 
En ese momento comprendí la importancia de decir a tiempo: "TE AMO"
y de darles a nuestros seres queridos el espacio que se merecen;
nada en la vida será más importante que Dios y tu familia, dales tiempo,
porque ellos no pueden esperar.

Compartir este post
Repost0
6 mayo 2010 4 06 /05 /mayo /2010 13:08

El-gato-de-los-bigotes-magicos.jpg

 

Una tarde, al principio de verano, un niño había visto un lindo gatito en la vereda de su casa.
Se sentó a su lado y empezó a acariciarle el lomo con mucho cariño.
El gato empezó a hacer: "rum-rum". Notó la alegría del gato y observó que sus bigotes
se iban poniendo cada vez más duritos como si fueran de alambre casi.
De repente el chiquito tenía unas ganas bárbaras de tomar un rico helado,
se quedó pensando en voz alta qué helado le gustaría, y con qué ganas se lo comería.
No bien acabó de pensar eso, oyó una campana y alguien diciendo:
 
Heeeladerooooooooo...
Lo vio aparecer en su tricicleta con techo para el sol, el niño no podía creer sus ojos.
¡Qué pena que no tengo ninguna monedita! ... dijo. Al terminar de decirlo,
sintió en el bolsillo de su pantalón cómo iban cayendo dentro unas moneditas.
¡Qué alegre se puso! Señor, señor ... llamó al heladero, quiero un helado de chocolate y limón,
por favor, le pidió muy atolondradamente. Bueno, bueno, calma que no voy a desaparecer,
aquí tienes, son cinco moneditas ... le dijo el heladero. Puso una al lado de la otra
las cinco moneditas, diciéndole gracias se fue muy contento hacia donde estaba el gato.
 
Comió su helado al lado del minino, hasta que la campana de la iglesia le avisó
que era hora de ir a su casa, le dio una última caricia y un besito al gato antes
de correr hacia su casa. Enseguida apareció otro niño, con las manos en los bolsillos
y refunfuñando al caminar. Al ver al gato se lo quedó mirando, pero alguna cosa mágica
hizo que se agachara a acariciarle la espalda. Cuando empezó a sentir el ronroneo del gato
pensó en voz alta:
 
¡Todo me sale mal!, estoy harto de hacer los deberes y que me quedan todos borroneados,
las sumás no me salen nunca, me quedo dormido con el libro de lecturas,
y la señorita esta siempre enojada conmigo. ¡Ufa!
Al gatito se le empezaron a endurecer los bigotes y el niño poco a poco comenzaron
a llegarle canciones de cuentas:
 
2 + 2 = 4
4 + 2 = 6
6 + 2 = 8
8 + 8 = 16
 
Miró al gatito, que ya casi tenía normal los bigotes, y le dio un besito,
y se fue a su casa, a terminar de hacer los deberes, cantando sumás en un trote alegre y feliz.
Poco le duró esta satisfacción al gatito, porque venía otro niño con mucho mal humor,
pateando una lata hasta que sin darse cuenta la lata terminó cayendo en el rabo del gato,
y éste dio un terrible MIAAAAAU...
 
El niño se asustó, y pasó de espaldas pegado al cerco, tratando de no acercarse al gato.
El gato miró derechito a los ojos del niño, y de una manera muy gatuna
le dijo que no era un gato malo, solo que esa era la única manera que podía decir ¡Ay!
y que le hicieran caso. El niño se fue agachando poco a poco, estiró su mano en dirección al gato,
el gatito vino a olerle las puntas de los dedos y cuando acabara de hacerlo,
le hizo una caricia entre las orejas. Después hasta la espalda y muy suavecito le acarició
el rabo como para componer el latazo que le había dado. El gato se había sentado muy recto
con las manitas muy juntas y perfectamente simétricas. El ronroneo era más fuerte todavía
porque ahora tenía que devolver el buen humor al chiquitín. Los bigotes fueron muy despacio
haciéndose mágicos, tan despacio que nadie se dio cuenta.
 
Lo primero fue un gran suspiro, y después todo tenía otro COLOR, las cosas parecían
más lindas y los árboles más verdes, el niño sonreía ahora. Un poco más allí vio
el monopatín de su amigo, decidió que mejor lo llevaba y de paso traería a su amigo
para mostrarle al gato. El gato estaba ya algo cansado de tanta magia,
y con la cantidad de niños que habían en ese barrio no pararía ni en una semana,
así que ¡hop! trepó al árbol más cercano y se puso a descansar.
 
Como a la hora de aquéllo, llegaron todos los amiguitos del gato, más el dueño del monopatín,
cada cual se puso a contar su historia del gato, y todos estaban encantados,
el del helado estaba feliz, el de los deberes pudo hacerlos todos sin problemas,
y el del mal humor estaba chistoso y alegre, pero, claro ¿dónde estaba el gato?
se preguntaron todos. El dueño del monopatín miró hacia arriba y allí lo descubrió,
al gato de los bigotes mágicos.

Compartir este post
Repost0
6 mayo 2010 4 06 /05 /mayo /2010 12:56
 
Cuando los dias son grises en la ciudad
cuando las ganas se parten por la mitad,
Cuando me siento mas débil y empiezo a dudar,
Cuando las horas se agrietan
comienza a escaparse la luz y me empiezo a nublar
 
En el miedo pienso en ti
hace tiempo que aprendi
que con ponerte en mi mente soy feliz
 
En el frio pienso en ti
eres fuego para mi
en cualquier parte del mundo te puedo sentir
 
Cuando temores me quitan tranquilidad
cuando mentiras suplantan a la verdad,
Cuando me siento propenso a la frivolidad,
Cuando camino, camino y cansado
descubro que estoy en el mismo lugar
 
En el miedo pienso en ti
hace tiempo que aprendi
que con ponerte en mi mente soy feliz
 
En el frio pienso en ti
eres fuego para mi
en cualquier parte del mundo te puedo sentir
 
En el miedo pienso en ti
hace tiempo que aprendi
que con ponerte en mi mente soy feliz
 
En el frio pienso en ti
eres fuego para mi
En cualquier parte del mundo te puedo sentir,
en cualquier parte del mundo te puedo sentir,
en cualquier parte del mundo...
Compartir este post
Repost0
6 mayo 2010 4 06 /05 /mayo /2010 12:46

Te-he-buscado-en-la-entrana-de-tu-nombre.jpg

 

Te he buscado
en la entraña de tu nombre
Guatemala.
He buscado
tu génesis
y tus dioses de maíz
y de vegetales alientos.
 
Te he buscado
en tu distancia
y en mi ausencia
en tu súbito llanto
y en tu sangre derramada.
 
Te he buscado
en tu dolor moreno
y en tu recia mirada de obsidiana.
En tus ríos
y en tus peces.
En los ángeles que arrastran
inmisericordes
las madréporas y los caracoles esforzados.
 
Margarita Carrera

Compartir este post
Repost0

Presentación

  • : Olympia
  • : Existen personas en nuestras vidas que nos hacen felices por el simple hecho de haberse cruzado en nuestro camino...
  • Contacto

Categorías