Overblog Seguir este blog
Edit post Administration Create my blog
3 enero 2011 1 03 /01 /enero /2011 09:47

La-Navidad-no-es-un-cuento.jpg

 

Alguien me acercó un cuento de Navidad que leyó en alguna parte.
Lo contaré a continuación porque realiza un hermoso viaje al corazón de Jesús Niño.
Se dice que, cuando los pastores se alejaron y la quietud volvió,
el niño del pesebre levantó la cabeza y miró la puerta entreabierta.
Un muchacho joven, tímido, estaba allí, temblando y temeroso.
 
- Acércate- le dijo Jesús- ¿Por qué tienes miedo?
- No me atrevo... no tengo nada para darte.
- Me gustaría que me des un regalo – dijo el recién nacido.
El pequeño intruso enrojeció de vergüenza y balbuceó:
- De verdad no tengo nada... nada es mío, si tuviera algo, algo mío, te lo daría... mira.
 
Y buscando en los bolsillos de su pantalón andrajoso,

sacó una hoja de cuchillo herrumbrada que había encontrado.
- Es todo lo que tengo, si la quieres, te la doy...
- No - contestó Jesús- guárdala. Querría que me dieras otra cosa. Me gustaría que me hicieras tres regalos.
- Con gusto – dijo el muchacho- pero... ¿qué?
- Ofréceme el último de tus dibujos.
 
El chico, cohibido, enrojeció. Se acercó al pesebre y, para impedir que María y José lo oyeran,
murmuró algo al oído del Niño Jesús:
- No puedo... mi dibujo es horrible... ¡nadie quiere mirarlo... !
- Justamente, por eso lo quiero... siempre tienes que ofrecerme lo que los demás rechazan
y lo que no les gusta de ti. Además quisiera que me dieras tu plato.
 
- Pero... ¡lo rompí esta mañana! – tartamudeó el chico.
- Por eso lo quiero... Debes ofrecerme siempre lo que está quebrado en tu vida,
yo quiero arreglarlo... Y ahora –insistió Jesús-
repíteme la respuesta que le diste a tus padres cuando te preguntaron como habías roto el plato.
El rostro del muchacho se ensombreció, bajó la cabeza avergonzado y, tristemente, murmuró:
 
- Les mentí... Dije que el plato se me cayó de las manos,
pero no era cierto... ¡estaba enojado y lo tiré con rabia!
- Eso es lo que quería oírte decir –dijo Jesús- Dame siempre lo que hay de malo en tu vida,
tus mentiras, tus calumnias, tus cobardías, tus crueldades.
Yo voy a descargarte de ellas... No tienes necesidad de guardarlas...
Quiero que seas feliz y siempre voy a perdonarte tus faltas.
A partir de hoy me gustaría que vinieras todos los días a mi casa.
 
Autor: Ariel David Busso

Compartir este post

Repost 0
Published by Ramazzotti - en Cuentos
Comenta este artículo

Comentarios

maria 03/23/2011 00:58


simplemente precioso,un besote grande de alguien que no te olvida


clara 02/06/2011 18:31


precioso cuento solo que es cierto jesus quiere que acudamos a el cuando estemos cargados bueno el quiere que acudamos a el siempre solo el da la paz que elmundo necesita un abrazo


demielyhiel 01/04/2011 17:18


precioso.
te invito a mi blog, lo acabo de crear aunque ya tenia los poemas, me das tu opinion de maestro ??
gracias.


Laura de Bife 01/03/2011 16:08


Un cuento maravilloso!!
La bondad de nuestro Señor Jesús es infinita.
Los que creemos, lo sabemos y nos entregamos a Él sabiendo que siempre nos amparará!!


Presentación

  • : Olympia
  • Olympia
  • : Existen personas en nuestras vidas que nos hacen felices por el simple hecho de haberse cruzado en nuestro camino...
  • Contacto

Categorías